Los cuatro motivos que victimizan a la mujer en una relación

En México, cuatro de cada 10 mujeres vive violencia durante su relación actual o última; mientras que dos de cada 10 la ha tenido en los últimos 12 meses

Por Jennifer Alcocer Miranda

Salir de una relación amorosa violenta no es una decisión fácil, aseguró el psicólogo de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Ricardo Trujillo, quien también advirtió que generalmente son las mujeres quienes se encuentran en mayor desventaja.

En una entrevista con Publimetro, dijo que uno de los primeros pasos es saber que es distinta una relación de pareja y el amor, pues generalmente cuando la situación sentimental se torna violenta, influyen situaciones como la dependencia, inseguridad, coerción física y psicológica.

San Valentín dejará derrama de 22 mmdp: Concanaco Servytur

Se estima que esta festividad se extienda a todo el fin de semana permitiendo que las ventas crezca 3.2% respecto al reporte del 2019

Por lo que para salir de ello, se debe tender una especie de red con cuatro pilares fundamentales: que comprendan el apoyo social, legal, psicológico y médico, ya que la violencia no se limita a la agresión física.

“La mayoría de las veces la mujer siempre está en desventaja y ante ello, por supuesto que el hombre conoce esta situación y se aprovecha de ella para favorecer la imposibilidad de que exista una ruptura.

Esto va más allá de pedir a la gente que le échale ganas, pues implica mostrarle la puerta de salida y con ello, descartar la posibilidad de que la violencia vaya perpetuando", apuntó.

Y es que en hablar de noviazgos o relaciones violentas en México no es cosa menor, pues 43.9% de la población femenina vive violencia durante su relación actual o última; mientras que 25.6% de ella lo ha hecho en los últimos 12 meses, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Ante la violencia física o sexual, emprendieron acciones como:

  • 78.6% no solicitó apoyo y no presentó una denuncia
  • 8.8% sólo solicitó apoyo
  • 5.6% sólo denunció
  • 5.6% solicitó apoyo y denunció
  • 1.4% no especificado

En su última Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares (ENDIREH) de 2016, detalla que 40% de las femeninas entrevistadas vivió violencia emocional en su noviazgo; 20.9% económico o patrimonial; 17.9% física y 6.5% de tipo sexual.

Sexólogo de la UNAM exhorta a usar preservativo este 14 de febrero

La población de 18 a 30 años es la más propensa al contagio de infecciones de transmisión sexual debido a no cuidarse y al consumo de alcohol.

Mientras que las entidades con más relaciones tormentosas son Estado de México, Ciudad de México, Aguascalientes, Jalisco y Oaxaca. EN contraste, las menos conflictivas fueron Baja California, Chiapas, Tamaulipas, Nuevo León y Campeche.

Dentro de las principales razones por las que las mujeres no solicitaron apoyo o no denunciaron las agresiones físicas y/o sexuales de su actual o última pareja o esposo o novio la mayoría de las víctimas dijeron que se trato de algo sin importancia, sintieron miedo y esperar para tomar venganza.

  • 28.8% porque se trató de algo sin importancia que no les afectó
  • 19.8% por miedo de las consecuencias
  • 17.3% por venganza
  • 14.8% no sabía cómo y dónde denunciar
  • 11.4% por sus hijos
  • 10.3% porque no quería que su familia se enterara
  • 6.5% no confía en las autoridades
  • 5.6% no sabía que existían leyes para sancionar la violencia

Crece violencia física

En lo que va del año se han reportado por parte de la Secretaría de Salud (SSa) tres mil 794 casos de violencia intrafamiliar, en donde 91% de los casos corresponden a mujeres.

Esta cifra representa un incremento de 4.9% respecto de los tres mil 615 casos reportados en las primeras cinco semanas por el IMSS, ISSTE, así como clínicas y hospitales de la red dela SSa.

Identifica la violencia

De acuerdo con el Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres) si te identificas con algunas de las siguientes situaciones dentro de tu relación de pareja, debes pedir ayuda, pues aunque ocurran de manera cotidiana, pero pueden ser peligrosas si se repiten a menudo y son más intensas cada vez.

  • Quiere controlar con detalle lo que haces en los tiempos que no pasan juntos.
  • Quiere decidir de cualquier manera cómo has de vestirte, pensar o comportarte.
  • Te prohíbe hacer varias cosas o relacionarte con algunas personas.
  • Se enoja súbitamente.
  • Te hace sentir responsable o culpable de todo lo malo que le sucede.
  • Se apropia de tus cosas (dinero, objetos).
  • No respeta tu intimidad.
  • No reconoce tus cualidades, únicamente tus defectos.
  • Te ha tratado con crueldad.
  • Muestra celos continuamente.
  • Te acusa de infidelidad.
  • Critica las costumbres y las tradiciones de tu familia.
  • Te ha obligado o presionado para tener relaciones sexuales.
  • Te obliga a tener relaciones sexuales sin protección.
  • Siempre quiere tener la razón.
  • Te ha dado un empujón, un golpe o una bofetada alguna vez.
  • Te insulta, se burla de ti o te descalifica públicamente.
  • Se enoja, te sientes mal y no puedes decirle nada.
  • Cuando se enoja mucho contigo, piensas que podría pegarte.
  • Cuando discuten, tienes miedo.
  • Cuando no quieres hacer algo que él te pide, sientes que no puedes negarte y no sabes cómo decírselo.
  • Cuando has pensado en dejar la relación, piensas que nunca serás feliz y temes por su reacción.

 

 

 

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo