Pide AMLO a feministas no pintar paredes y puertas de Palacio Nacional

Aseguró estar trabajando para erradicar los feminicidios y lamentó el caso de Fátima, una niña de 7 años cuyo cuerpo fue hallado en Tláhuac.

Por Monserrat Vargas

El presidente Andrés Manuel López Obrador solicitó a colectivos feministas no pintar puertas y paredes de Palacio Nacional, como sucedió el pasado viernes cuando se manifestaron afuera del recinto.

“Con todo respeto que no nos pinten las puertas, las paredes; estamos trabajando para que no haya feminicidios, no somos simuladores y no esperen que nosotros actuemos como represores”, dijo en rueda de prensa desde Palacio Nacional.

En esta línea solicitó no confundirlo con administraciones pasadas: “Llevamos años luchando y sabemos cómo sacarle la vuelta a la provocación. Respetamos el derecho de todos a la manifestación, pero ojalá y se ejerza este derecho de manera pacífica”

En tanto, aseguró estar trabajando todos los días para garantizar seguridad a las mujeres y afirmó que se castigarán los feminicidios y sobretodo se evitarán los crímenes de odio.

“Estamos trabajando para eso todos los días, estos buscando que haya más presencia de la Guardia Nacional […] sostengo que el que transforma es feminista, es honesto, quiere al prójimo y a la naturaleza, es humano, es feliz; el conservador es otra cosa, son clasistas, racistas, corruptos y quizá lo que más caracteriza al conservador es la hipocresía”, añadió.

Lamenta feminicidio de Fátima

Sobre el tema de feminicidios, López Obrador lamentó el asesinato de Fátima, una niña de 7 años cuyo cuerpo fue hallado el sábado en Tláhuac.

“Muy lamentable que esto suceda, estamos haciendo todo lo posible para evitarlo. Yo creo que lo más eficaz es procurar entre todos y, desde luego, el gobierno es el principal responsable, de aplicar una política para tener una sociedad mejor, yo sostengo que se cayó en una decadencia, fue un proceso de degradación progresivo que tuvo que ver con el modelo neoliberal”, acotó.

Reiteró que actualmente se mide el desempleo, el crecimiento económico e incluso el número de homicidios, pero no se mide el grado de descomposición social que produjo la política neoliberal.

“Hay una crisis profunda de pérdida de valores en el país, no han pasado a más las cosa, aunque están de por sí muy graves porque en México es un país con gran reserva de valores, pero fue mucha la descomposición que produjo el individualismo, el egoísmo, el predominio de lo material, son crímenes que tienen que ver con odio, crímenes que tienen que ver con problemas sociales, problemas familiares, es una enfermedad social”, sostuvo.

Indicó que lo anterior no se resuelve con policías ni con cárceles o con amenazas de mano dura, sino que se requiere atender el fondo para que haya bienestar material y del alma. “Que se insista al cansancio que sólo siendo buenos podemos ser felices”, puntualizó.

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Loading...
Revisa el siguiente artículo