logo
Se creará el padrón nacional de usuarios de telefonía móvil / FOTO: ANDREA MURCIA /CUARTOSCURO.COMSe creará el padrón nacional de usuarios de telefonía móvil / FOTO: ANDREA MURCIA /CUARTOSCURO.COM
Nacional 14/04/2021

AMLO defiende recopilar datos biométricos; expertos advierten riesgos

Para el presidente, la recopilación de datos biométricos al momento de adquirir chips de celulares es para cuidar a la población

Después de que con 54 votos a favor, 49 en contra y 10 abstenciones, el Pleno del Senado aprobó en lo general la creación de un Padrón Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil con datos biométricos, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) respaldó esta decisión y señaló que se trata de algo que da prioridad a la seguridad del país.

Con la aprobada reforma a la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión, las empresas podrán solicitar a los usuarios sus datos biométricos, como hacen actualmente las aplicaciones de los bancos.

López Obrador explicó que durante la reunión de seguridad que encabeza todos los días a las 06:00 horas, “se vio lo de la aprobación ayer de los requisitos para contratar servicios de telefonía, que fue muy polémico y se explicó a detalle la importancia que tiene tener control sobre estas tarjetas para la protección de los mexicanos, porque estas tarjetas eran anónimas, se cambiaban de chips y se utilizaban los teléfonos para cometer ilícitos”.

“Nada más es tener un registro para cuidar a la población, es un asunto de seguridad”, afirmó el mandatario en su conferencia de prensa matutina.

“Desde luego, no lo vieron con simpatía las empresas telefónicas, porque implica un trámite que se hace en otros casos, en los bancos, cuando se va a llevar a cabo la contratación de un servicio hay que dar los nombres, incluso huella, ya se aplica en otros casos”, explicó el mandatario.

El presidente señaló que las empresas telefónicas señalaron que esta modificación legal les limitará las ventas, pero “está de por medio la seguridad del pueblo”. “No es vender cacahuates, es vender una tarjeta para tener comunicación que puede utilizarse para extorsión, para secuestro, para cometer ilícitos”.

No habrá espionaje: AMLO

Una de las principales críticas al sistema es que México no está preparado para un sistema de este estilo. Cuestionado sobre cuántos recursos se destinarían para estos sistemas, AMLO respondió: “Eso se va a ver, se va a buscar de que no sea oneroso, pero está de por medio la seguridad y no puede haber ningún negocio por encima de la seguridad del pueblo”.

El presidente explicó que existe rechazo “porque piensan que el Estado va a invadir lo que tiene que ver con la libertad y lo individual. Decirles que tengan confianza, nosotros no vamos nunca a llevar a cabo acciones de espionaje en contra de nadie”.

Horas después, el periódico El País reveló que la Fiscalía General de la República ha contratado en los dos últimos años programas para el espionaje masivo de teléfonos móviles

Otro motivo del rechazo, según López Obrador, es el negocio, “porque como lo hacen todas las empresas en el mundo, tienen lo que se dice gestores o lobistas que hasta reparten regalos, eso lo hacen en todos los congresos cuando quieren las empresas que venden cigarros o bebidas alcohólicas, tienen sus representantes o contratan empresas que se dedican a eso”.

Para Luis Enrique Vázquez, profesor del Tec de Monterrey y abogado especialista en temas de ciberseguridad, el padrón actual tiene antecedentes en el Renaut, impulsado en el sexenio del ex presidente Calderón con la misma intención “de tener un control o un seguimiento más puntual de la línea telefónica”.

“Si se han generado problemas a raíz de detener chips anónimo, en prepago y si existe una necesidad real de regularlo. Lo delicado es cómo regularlo. Si tenemos una necesidad real de ejercer un control, pero [en el tema de los datos biométricos] hay mucho riesgo. En una vida digital como en la que estamos ahorita es indispensable el número de teléfono. Me parece un exceso muy grande para el objetivo”

3 preguntas con

Rafael Pazarán Reyes, jefe de la carrera de Tecnologías de la información de la Facultad de Negocios de la Universidad La Salle, con especialidad en administración y seguridad de redes.

¿Cómo llegamos a esta situación? ¿Por qué tendríamos que dar nuestros datos biométricos?

Llegamos a un punto en el que la seguridad en el país está a niveles altísimos. Entonces es una reacción, no una respuesta. Y hay mucha diferencia entre una reacción y una respuesta. Una reacción es más emocional que estratégica. Esta es una reacción para tratar de contrarrestar los índices de criminalidad, los índices de extorsión, el secuestro express a través del empleo del teléfono, etc.

Generalmente, esto nos lleva a un punto en el cual, en una teoría muy idealizada y a lo mejor con poca información, el tener una estrategia en la cual recopilo y mapeo todos los días una cantidad de datos de los usuarios de telefonía y poder mitigar y minimizar el impacto de la seguridad.

El proceso va a ser que, ahora, las compañías de telefonía celular (las bandas proveedoras de los servicios de telefonía) van a recopilar una gran cantidad de datos para entregarnos el servicio. Y estos datos biométricos pueden ser: el iris, reconocimiento de voz o mensaje de voz, la huella digital, etcétera, etcétera. Y es un panorama de muy alto riesgo para la integridad y para la privacidad, no de un sector, sino de todos los ciudadanos que hagan uso de un servicio celular, es decir, la gran mayoría de la población.

¿Tenemos en México la capacidad de trabajar esa información de los datos biométricos?

La respuesta es no. Yo quisiera darte otra respuesta, pero es no y te voy a comentar por qué. En materia de ciberseguridad, en materia de transformación digital, lo que hemos visto en el camino que lleva a la transformación digital, es que la pandemia nos dejó muchas enseñanzas. Lo primero es que el ser humano es incapaz de percibir los cambios exponenciales.

Si Facebook -que es una empresa de alta tecnología porque tienen inteligencia artificial, tienen departamentos de ciberseguridad- o Uber, dos empresas que son de alta tecnología, ya fueron saqueadas varias veces y vulneradas en cuanto a ciberseguridad, entonces aquí la pregunta que tenemos es: ¿qué capacidad tienen las empresas? Porque ellas son las que van a empezar a recopilar este problema.

Después se las van a tener que pasar quizá a otro padrón, como el Registro Nacional de Población. Pero de momento, en la primera fase, sería que las empresas recopilen estos datos.

Hemos visto, en el aprendizaje de los ciberataques masivos que se han dado en los últimos años, que ninguna empresa está lista para almacenar estos artículos. El mundo no está listo para estos cambios, todavía..

¿Qué esperar a futuro?

Lo que podemos esperar, primero, es una reacción de la población, porque es una situación preocupante y lamentable. Yo creo que podría haber respuestas de algunas partes, todo para buscar una solución. Quizá si todos estamos conscientes de que la seguridad debe ser mitigada, debe ser controlada. Pero creo que estos temas deben ponerse en la mesa y debe haber varios actores que discutan esto.Ya que no hay una discusión.

Va a haber partes que no lo van a aceptar tan fácilmente. Creo que esto va a empezar a generar más controversias como otras leyes se han aprobado recientemente y creo que vamos a tener un estira y afloja de esta ley.

Quizás sea otra ley que pare en la Suprema Corte, porque es un tema muy, muy delicado. La verdad es que esto ya tiene tintes distópicos. Lo que aquí quieren es tener toda la cantidad de información, pero sobre todo información sensible, hipersensible. Y es el camino que vamos a ver. No solamente aquí, sino en todo el planeta. Es una tendencia global que estamos viendo, es lo que llamamos Big Data y es un tema que en general se está presentando. ¿Cuántos pueden recopilar o cuántos deben recopilar?.

Te invitamos a consultar lo más visto en Publimetro

Iniciamos con:

Y también: