logo

Con motivo de este Día Mundial sin Tabaco, Philip Morris México suspenderá por 24 horas la producción nacional de cigarros Marlboro, la marca más emblemática de la compañía.

De tal manera, se dejarán de producir 35 millones de cigarros. Cantidad que representa un 30% del total de la producción de la planta ubicada en Zapopan, Jalisco.

La fábrica, en la que se producen 415 variantes de cigarros, es la primera en producción de este producto para América Latina y el Caribe. Además, es el octavo productor de cigarros en todo Philip Morris International; es decir, a nivel global.

Instalaciones de Philip Morris en Zapopan, Jalisco
Instalaciones de Philip Morris en Zapopan, Jalisco

La decisión de Philip Morris de parar su producción por 24 horas es el primer paso en el largo camino que la compañía se ha propuesto: dejar de producir cigarros.

“Tenemos el compromiso de sustituir los cigarros por productos alternativos que disminuyan el riesgo de daño a la salud de los adultos que de otra manera seguirán fumando”, explica Catalina Betancourt, vicepresidenta de Asuntos Externos de Philip Morris México.

“Suspendemos parte de nuestra manufactura como un acto simbólico para reiterar nuestro compromiso futuro y para invitar a autoridades, fumadores, y sociedad civil a unirse al cambio. Los fumadores merecen tener acceso a productos alternativos menos dañinos y esa es nuestra apuesta”, añade.

Es posible un México sin cigarros

“Estamos convencidos de que un México sin cigarros es posible. Pero para construirlo hace falta que el diálogo alrededor de los productos alternativos se construya desde la evidencia científica, desde la regulación clara y desde la información objetiva”, afirmó Betancourt.

Uno de los principales retos para que esta transición ocurra, explica Betancourt a Publimetro, tiene que ver con que la regulación del tabaco se actualice. “Piensa que la Ley General del Control del Tabaco, que es la que nos regula hoy en día, es una ley de más de 10 años (2008). Es una ley que no contemplaba la existencia de alternativas de consumo cuando fue creada”.

“Como es normal y como ocurre en muchas otras industrias, la innovación casi siempre va primero y la regulación va después. ¿Cuál es el reto? Pues que haya un marco regulatorio claro, que tenga algunas características fundamentales: que sea claro, que proteja a los menores de edad y a los no fumadores -porque estamos totalmente de acuerdo en que estos no son productos libres de riesgo- y que sea una regulación basada en evidencia científica, que le permita al fumador adulto tener acceso a la información objetiva para que tomen sus decisiones de consumo”, concluye Betancourt.

Transición del tabaco ocurre a nivel global

En total, de acuerdo al reporte “No fire, no smoke. Global State of Tobacco Harm Reduction 2018”, 101 países no tienen regulación alguna para los cigarros electrónicos. 39 países prohíben los cigarros electrónicos o los líquidos de nicotina (incluido México). En 14 de ellos estos productos están disponibles a pesar de la prohibición (incluido México). Además, 62 países regulan los cigarros electrónicos en el marco de la legislación del tabaco y 59 países tienen restricciones del uso de cigarros electrónicos en áreas públicas.

Reino Unido y Japón son algunos de los países que han regulado las alternativas de tabaco. Reino Unido adoptó el cigarro electrónico como parte de su política de reducción de daños en 2007 y entre 2011 y 2017 el porcentaje de fumadores de cigarro convencional disminuyó 5%. Actualmente existen 3 millones de consumidores de cigarro electrónico en el país, de los cuales 52% son ex fumadores, 45% son fumadores actuales (uso dual) y solo 3% nunca había fumado antes.

“A la fecha, cerca del 28% de nuestros ingresos netos proviene de productos alternativos, es decir, ya proviene de fuentes diferentes al cigarro. Nuestra meta es que para el 2025, este 28% se convierta en un 50%. Así que nuestros resultados financieros también están dando cuenta de que nuestra transición es cierta y está ocurriendo”.Catalina Betancourt, vicepresidenta de Asuntos Externos de Philip Morris México.

Sin embargo, la mejor opción siempre será no utilizar tabaco ni nicotina, explica Betancourt. Fumar es una de las principales causas prevenibles de morbilidad y mortalidad. Con base en el reporte del Global Tobacco Surveillance System (2015) el tabaquismo es considerado una epidemia de proporciones pandémicas que afecta a alrededor de 1,300 millones de personas y causa alrededor de 8 millones de muertes.

3 PREGUNTAS CON

Catalina Betancourt, vicepresidenta de Asuntos Externos de Philip Morris México.
Catalina Betancourt, vicepresidenta de Asuntos Externos de Philip Morris México.

¿Cuál es la importancia del paro que Philip Morris realiza este 31 de mayo en Guadalajara?

El 31 de mayo se conmemora el Día Mundial Sin Cigarros y Philip Morris quiere unirse a esta conmemoración con un gesto simbólico que consiste en detener durante 24 horas la producción de nuestra marca más emblemática en el país. ¿Por qué lo hacemos? Porque creemos que es un momento perfecto para reiterar nuestro compromiso con que no haya un día sin cigarros, sino una vida sin cigarros. Y queremos contarles nuevamente qué es lo que estamos haciendo para poder construir ese futuro sin humo en México.

Y por el otro lado, queremos que sea una oportunidad para reiterar también nuestro llamado a las autoridades, a los fumadores, a la comunidad médico-científica y a la sociedad en general respecto a qué podemos hacer y cómo juntos podemos sumar, justamente para construir un futuro en el que los cigarros sean cosa del pasado.

¿Cómo está cambiando la industria del cigarro, tanto a nivel global y también en México?

La innovación y la tecnología nos ha permitido cambiar el nombre del juego. Somos una industria que históricamente, digamos que las innovaciones tenían que ver con temas muy menores dentro de un producto que toda la vida se ha parecido. El cigarro de hoy y el cigarro de hace 30 años es muy parecido. La innovación y la tecnología nos han permitido poder eliminar el elemento más complejo del consumo de estos productos, que es justamente la combustión y la existencia de humo en el proceso de consumo.

Al eliminar el humo del proceso de consumo, estamos seguros de que la exposición a los tóxicos del cigarro se reduce significativamente y al reducir significativamente, creemos que eso definitivamente representa una mejor opción para los miles y millones de fumadores, hombres y mujeres que diariamente deciden emprender un cigarro. Entonces, ¿hacia dónde va la industria? Hacia eso, hacia el cambio. Y nosotros somos los líderes a nivel mundial, con lo cual estamos convencidos de que podemos ser también líderes en esta transición.

¿Cómo se imagina Philip Morris México la creación de su último cigarro?

Ese día va ser un día de celebración inmensa. El día que podamos decir que estamos produciendo nuestro último cigarro será un día que marcará un hito en la historia de la humanidad. Así como pasamos de los coches de combustible fósil a los coches eléctricos y con eso construimos un mejor medio ambiente, estamos seguros de que el día que produzcamos nuestro último cigarro será un día de celebración.

Eso significará que los adultos que deciden usar tabaco o nicotina cuentan con opciones que son menos dañinas para su salud. Y eso también será una gran noticia, no solamente para esos adultos fumadores, para nosotros como industria, porque lo habremos logrado, sino para las miles de personas que conviven con esos fumadores hoy en día.

Te invitamos a consultar lo más visto en Publimetro

Iniciamos con:

Y también: