logo
Miguel Díaz-Canel, presidente de Cuba, durante su visita a México en 2019 / FOTO: GALO CAÑAS /CUARTOSCURO.COMMiguel Díaz-Canel, presidente de Cuba, durante su visita a México en 2019 / FOTO: GALO CAÑAS /CUARTOSCURO.COM
Nacional 12/07/2021

Pese a buena relación, apoyo de México a Cuba será sólo simbólico

El ofrecimiento de México a Cuba de medicinas, vacunas y comida podría consolidar a nuestro país entre los principales aliados de la isla

La buena relación entre México y Cuba y los apoyos que el gobierno de López Obrador otorgue a Cuba serán sólo simbólicos para que la isla enfrente una nueva crisis, afirman especialistas para Publimetro.

La tarde del domingo ocurrieron varias manifestaciones en Cuba, principalmente contra el desabastecimiento, los cortes de energía y las carencias en la isla; las cuales terminaron con contramarchas de simpatizantes del gobierno e incidentes en varios puntos del país.

Una mujer grita consignas progubernamentales mientras manifestantes antigubernamentales marchan en La Habana, Cuba, el domingo 11 de julio de 2021 | Foto: AP Foto/ Ismael Francisco
Una mujer grita consignas progubernamentales mientras manifestantes antigubernamentales marchan en La Habana, Cuba, el domingo 11 de julio de 2021 | Foto: AP Foto/ Ismael Francisco

Aunque el presidente Andrés Manuel López Obrador señaló que se guiaría por los principios de política exterior que establece el artículo 89 de la Constitución (no intervención, autodeterminación de los pueblos, solución pacífica de las controversias y garantizar los derechos humanos), el mandatario expresó su solidaridad con el pueblo cubano y anunció la disponibilidad de México de donar comida, medicinas y vacunas contra Covid-19.

“La verdad es que, si se quisiera ayudar a Cuba, lo primero que se debería hacer es suspender el bloqueo a Cuba como lo están solicitando la mayoría de los países del mundo”, añadió AMLO, destacando que “eso sería un gesto verdaderamente humanitario”. 

“Ningún país del mundo debe ser cercado, bloqueado, eso es lo más contrario que puede haber a los derechos humanos. No se puede crear un cerco, aislar a todo un pueblo por razones políticas y por cualquier razón. Nadie puede, nadie tiene derecho a tomar esas decisiones que afectan a los pueblos”, explicó el presidente López Obrador.

México y Cuba, una relación con altibajos históricos

“Cabe mencionar que la relación entre México y Cuba no ha sido del todo cordial, siempre ha tenido ciertas complicaciones. Sin embargo, se ha tratado de conciliar los intereses de ambas naciones”, explica a Publimetro Norma Soto Castañeda, especialista y docente de la Facultad de Derecho en la Universidad La Salle.

Aunque las relaciones entre ambos países han cobrado un nuevo rumbo bajo las administraciones de Miguel Díaz-Canel en Cuba, y Andrés Manuel López Obrador en México, Soto Castañeda recuerda que hubo otros momentos de buena relación en el pasado.

“Ha habido apoyo de México a Cuba desde gobiernos anteriores. Por ejemplo, en el caso de Echeverría (1970-1976) mejoró la relación con Cuba cuando viajó en 1975 a la isla y se levantó el embargo comercial que se tenía con la OEA. Con Miguel de la Madrid (1982-1988), en ese entonces el secretario de Hacienda era Jesús Silva Herzog, quien otorgó una línea de crédito a Cuba para poderlo apoyar económicamente”, explica la especialista. 

Al final del sexenio de Carlos Salinas de Gortari (1988-1994), inició un enfriamiento de las relaciones entre ambos países, que incrementó en el Gobierno de Ernesto Zedillo y tuvo el momento más álgido en el mandato de Vicente Fox, con el episodio “comes y te vas”.

Fidel Castro abandona la sala de conferencias de CINTERMEX, luego de su participación en el Foro de financiación para el desarrollo en 2002. FOTO: Especial/CUARTOSCURO.COM
Fidel Castro abandona la sala de conferencias de CINTERMEX, luego de su participación en el Foro de financiación para el desarrollo en 2002. FOTO: Especial/CUARTOSCURO.COM

En marzo de 2002 trascendió una conversación telefónica en la que el expresidente mexicano comentó a Fidel Castro que su presencia en la Conferencia Internacional sobre la Financiación para el Desarrollo representaba “una buena cantidad de problemas”, ya que estaba invitado George W. Bush, presidente de Estados Unidos.

“La relación entre México y Cuba ha sido favorable, porque México ha fingido en algunos momentos como intermediario entre Cuba y los Estados Unidos”, añade la especialista.

Resolver el bloqueo económico de Cuba, ¿nuevo reto de AMLO?

En la actualidad, la relación entre ambos países se centra en temas como Salud y Educación, derivada del encuentro entre López Obrador y Díaz-Canel en 2019, en Palacio Nacional. Sin embargo, ante el ofrecimiento de vacunas, medicinas y comida, la especialista detalla que AMLO debe “Tiene que mediar en lo que apoya a nivel internacional a Cuba y lo que está haciendo en acciones para poder ayudar a la propia pandemia en el país”.

Sobre la petición del presidente mexicano de quitar el bloqueo económico; la especialista detalla que en sexenios anteriores presidentes ya se habían expresado al respecto, pero no se ha logrado de manera tácita. “Puede uno apoyarlo, en el aspecto de discurso, sugerirlo, pero eso depende ya de una situación internacional que no nos compete”. 

Enrique Peña Nieto, entonces presidente de México, se reunió con Fidel Castro en 2014.
Enrique Peña Nieto, entonces presidente de México, se reunió con Fidel Castro en 2014. FOTO: PRESIDENCIA /CUARTOSCURO.COM

PREGUNTAS Y RESPUESTAS

Tomás Milton Muñoz Bravo, especialista en procesos políticos, sociales y de integración económica en América Latina y el Caribe.

¿Cómo están las relaciones actuales entre México y Cuba y de dónde venimos?

Los gobiernos priistas durante más de 70 años tuvieron una relación de privilegio con el régimen, una vez que se logró la Revolución Cubana en el 1959. Una vez que se logra la salida de Batista, los gobiernos mexicanos tuvieron una gran cercanía con Fidel Castro. Eso se mantuvo hasta que en el 88 ingresa Carlos Salinas de Gortari.

A los gobiernos mexicanos siempre les convino tener una muy buena relación con Fidel Castro, por una simple y llana razón: había una especie de legitimación al interior de nuestro propio país para señalar que en México se apoya a un gobierno de izquierda, no se le ataca y por eso también hubo la posibilidad incluso de estar en contra de algunas decisiones de Estados Unidos, entre ellos el propio bloqueo. 

Ya con los gobiernos panistas si hubo mayores confrontaciones, sobre todo con Vicente Fox, ya lo sabemos, el “comes y te vas”. Era un gobierno de derecha que se encuentra conflictuado con uno de izquierda. El gobierno mexicano, desde la Secretaría de Relaciones Exteriores, querían tener una visión basada en derechos humanos que se contraponía con Cuba y ese tipo de situaciones llevaron a un roce terrible que poco a poco fue remediado de alguna manera con Felipe Calderón. 

Visita de Fidel Castro el 1 de diciembre del año 2000. Recibió de manos de Rosario Robles, entonces jefa de Gobierno, las llaves de la ciudad y lo declaró huésped distinguido de la capital.
Visita de Fidel Castro el 1 de diciembre del año 2000. Recibió de manos de Rosario Robles, entonces jefa de Gobierno, las llaves de la ciudad y lo declaró huésped distinguido de la capital. FOTO: Pedro Mera/CUARTOSCURO.COM

Con la administración de Enrique Peña Nieto de nueva cuenta hubo un nuevo acercamiento. Ya no estaba obviamente Fidel Castro y estaba su hermano Raúl Castro. Digamos que la relación fluyó a grandes rasgos, sin mayores complicaciones. Y la actual administración, obviamente al autodefinirse de izquierda, tiene afinidad con el gobierno cubano de Díaz-Canel.

En ese sentido son aliados y el mensaje que envía el presidente mexicano es que haya un respeto a los derechos humanos en la isla, pero al mismo tiempo condena el bloqueo que se mantiene económico en contra de Cuba y señala que hay grupos que tienen intereses ajenos y que quieren perjudicar obviamente al gobierno de Díaz Canel. 

El autodenominado gobierno de izquierda en México tiende a manejar sus alianzas, obviamente con quiénes siente más cercanos y en este caso, pues obviamente es el régimen cubano. 

¿Qué tan importante será México para Cuba ante esta crisis? 

Hay que verlo siempre en varios aspectos. El primero de ellos, obviamente, es el político y aunque se aplique una política exterior mexicana principista, sin duda va a seguir apoyando en lo que pueda al actual gobierno cubano porque son simple y llanamente en ese sentido, aliados en el sentido ideológico.

México no va a cambiar su postura y reconocer, por ejemplo, a los movimientos disidentes que en estos momentos se encuentran trabajando en Cuba.

En el aspecto económico también está interesante. Específicamente en las relaciones México y Cuba, han permanecido pasmadas. No hay un crecimiento real en materia de intercambio comercial. Es un poquito de retórica lo que se está utilizando y no es tan significativo. Las inversiones mexicanas no han incrementado -y con la pandemia menos- en Cuba. Y por otra parte, bueno, este tipo de anuncios sobre ayuda de carácter humanitario es parte también, de esta relación política, más que económica. 

Una marcha de manifestantes contra el gobierno en La Habana, Cuba, el domingo 11 de julio de 2021. (AP Foto/Ismael Francisco)

Recordemos que Cuba está viviendo en este momento el bloqueo y, aunado a lo que es la crisis sanitaria provocada por Covid-19, está dejando con pocas posibilidades al gobierno cubano para atender a su población. Y también si a eso le sumamos que sus últimos planes económicos, entre ellos la eliminación del CUC (la otra moneda convertible cubana), no han resultado, entonces entendemos perfectamente que Cuba necesita un corredor humanitario. 

México participaría sin duda alguna. Sería simbólica esta participación, pero tampoco es la solución para los problemas de Cuba que México les envíe ya sea vacunas o incluso alimentos u otro tipo de artículos.

¿La relación entre México y Cuba sustituirá a la que tenía la isla con Venezuela?

Difícilmente, sobre todo en materia económica. En este momento Cuba está pasando por muchos problemas internos. No han resultado las políticas económicas aplicadas, han sido incluso contraproducentes, ha subido la inflación y es muy difícil que México pueda sustituir a Venezuela en el papel que tuvo económicamente todavía hace unos 6 u 8 años. No lo vislumbro. Yo creo que sería más de carácter simbólico este tipo de ayuda. 

No veo a México como el gran aliado de Cuba, al nivel que tuvo Venezuela. 

¿El llamado por el fin del bloqueo que realiza López Obrador es meramente simbólico? 

También es un hecho simbólico. Independientemente de la declaración del presidente mexicano, en la reciente reunión anual de la Asamblea General de la ONU se volvió a condenar este bloqueo en contra de Cuba. Por desgracia, como Estados Unidos es quien está en este momento aplicando este bloqueo, no va a ser modificado ni en la administración de Biden porque son muchos los intereses que existen en el país, entre ellos, de la propia comunidad exiliada cubana, que tiene un papel preponderante que lo va a impedir.

Te invitamos a consultar lo más visto en Publimetro

Iniciamos con:

Y también: