Nacional

¿Por qué AMLO declamó un poema de Rubén Darío en la mañanera?

Durante la mañanera de este miércoles el presidente recitó un poema de Rubén Darío, el cual dedicó a la prensa a la que suele criticar

Andrés Manuel López Obrador, presidente de México acompañado de Ana Elizabeth García Vilchis, de comunicación social durante conferencia de prensa en Palacio Nacional que se enfocó en hablar sobre las supuestas mentiras que se publican en medios de comunicación. FOTO: ANDREA MURCIA / CUARTOSCURO.COM

Durante la conferencia de prensa matutina de este miércoles, el presidente Andrés Manuel López Obrador aprovechó un momento para leer el poema «La Calumnia», de Rubén Darío, el cual estará incluido en su próximo libro, el cual se publicará a finales de mes.

Mientras el presidente hablaba de los medios de comunicación, recordó que dicho poema lo utiliza para hablar del tema en su libro. «Con este poema empieza el capítulo», afirmó.

Explicó que existen personas que no ven las mañaneras, como se le conoce a las conferencias, «porque tienen un pensamiento conservador».

«Hay quienes no quieren saber nada de nosotros y les creen a los medios conservadores todo. Y mientras más exageran los pasquines del conservadurismo, más contentos se ponen», dijo el presidente.

López Obrador señaló que seguirá defendiendo la verdad y estará denunciando las mentiras. «Hay muchos que me dicen “¿Para qué se les da importancia?» Nosotros no vamos a seguir pagando para que nos quemen incienso y vamos a descuidar sin apoyos a la gente que más nos necesita. Es bueno el ejercicio que se está llevando acabo en estos tiempos», añadió.

El presidente también garantizó que no habrá censura contra los medios, y que no se va a perseguir a nadie. E hizo un llamado al pueblo: «Decirle a la gente que nos siga ayudando, sin insultos, siendo respetuosos, argumentando, enfrentando toda la campaña de calumnias y de mentiras».

En ese momento recordó el poema, y pidió que se mostrara para declamarlo.

¿Qué dice el poema de Rubén Darío que leyó AMLO?

Puede una gota de lodo
sobre un diamante caer;
puede también de este modo
su fulgor oscurecer;
pero aunque el diamante todo
se encuentre de fango lleno,
el valor que lo hace bueno
no perderá ni un instante,
y ha de ser siempre diamante
por más que lo manche el cieno.

Te invitamos a consultar lo más visto en Publimetro

Iniciamos con:

Y también:


Tags

Lo Último


Te recomendamos