Nacional

Militares ‘todólogos’ llegaron para quedarse

Acciones como la construcción del Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles seguirían en manos de militares en el futuro; según especialistas

Contrario a quienes denuncian que en México se está viviendo una etapa de militarización, el presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que el apoyo de militares en tareas como el programa Tianguis del Bienestar contribuye a las labores humanitarias de la institución. Y de acuerdo con especialistas consultados por Publimetro, existen tareas que ya les quedarán asignadas a futuro. 

  1. CONOCE EL NUEVO CLASE C SEDÁN, DE MERCEDES-BENZ

Durante la conferencia de prensa de este lunes, el presidente mostró la portada del periódico Reforma del sábado 14 de junio, en la que se lee “Suma Ejército tarea: ¡repartir juguetes!”. 

“Esto es porque en el Tianguis del Bienestar participan muchas instituciones y se llevan mercancías, telas, zapatos, a entregar a la gente más pobre de México, y se llevan también juguetes que se decomisan en las aduanas para los niños y entonces participa la Secretaría de Seguridad Pública, participa la Secretaría de Bienestar, los gobiernos de los estados, y también el Ejército”.

López Obrador respondió comparando las acciones del programa Tianguis del Bienestar con el Plan DN-III. “Vamos a suponer, como dicen los abogados, aceptando sin conceder, de que fuese así, ¿qué tiene de malo?, ¿qué tiene de malo que el Ejército también entregue juguetes en las zonas pobres?, ¿qué, no va el Ejército a rescatar a la gente cuando hay inundaciones, cuando hay terremotos? Rescata a niños, ancianos, animalitos, perritos, ¿qué, no es una labor humanitaria?”.

¿Por qué los militares realizan otras funciones más allá de la seguridad?

Para Carlos Alberto Jímenez Bandala, Jefe del Doctorado en Administración e Investigador de la Facultad de Negocios en la Universidad La Salle, las labores de las Fuerzas Armadas en México tuvieron una transformación muy profunda con la llegada de AMLO al poder; la cual, llegó para quedarse. 

“Definitivamente hay una transformación muy profunda y me parece que va en el sentido también de la legitimación social”, explicó el académico a Publimetro. “Hay que tener en cuenta que el Ejército tuvo un desprestigio enorme. Los excesos anteriores son vistos de manera negativa por la población, como un instrumento de represión. [Los militares] son señalados como los responsables de atrocidades como Aguas Blancas y Ayotzinapa. Y ahora, uno de los papeles fundamentales del actual gobierno es tratar de reivindicarlo. Tratar de volver a legitimar la institucionalidad que tenía el Ejército. Para lograrlo, existen algunas acciones como el cambio de tareas, por ejemplo, el tianguis del Bienestar, el reparto de juguetes, una mayor incidencia en actividades productivas como las construcciones del Aeropuerto y la vigilancia del Tren Maya; además de algunas obras e infraestructura en donde también está interviniendo el ejército”.

3 PREGUNTAS CON 

Carlos Alberto Jímenez Bandala, Jefe del Doctorado en Administración e Investigador de la Facultad de Negocios en la Universidad La Salle, con especialidad en Economía y Ciencias Políticas.

¿Cómo conviven estas nuevas funciones del Ejército con aquellas para las que originalmente fue creado?

Las actividades para las que está diseñado son de defensa y de garantía de la violencia, del monopolio del Estado. Es decir, que solo el Estado puede ejercer este poder. Me parece que no se han descuidado, que incluso se fortalecen, porque en la medida en que el ejército tenga actividades que sean aceptadas por la población, hay mayor estabilidad, mayor paz social. Entonces es menos necesario el ejercicio de la fuerza y más la reorientación hacia otras tareas.

Hay que recordar que esto sucede en muchos países, en tiempos de paz. Es el ejército el que tiene las actividades productivas más disciplinadas o que son estratégicas para algún país en términos de soberanía. Incluso hay países que eliminan el ejército, incluso hasta en su totalidad, como es el caso de Costa Rica. Y destinan el presupuesto hacia otras actividades. 

¿Cuál sería su respuesta cuando el presidente López Obrador pregunta ‘¿qué tiene de malo que el Ejército también entregue juguetes en las zonas pobres?’?  

Definitivamente no hay ningún problema. Tendríamos todos que estar acostumbrados a que vivimos en un cambio. Estamos viviendo en una transformación y vamos a ver cambios profundos, ¿no? Entonces algo que nos va a sorprender va a ser algo ya normal en esta administración. Lo normal van a ser las sorpresas, los cambios que nos dé, porque es parte de lo que votó este la mayoría de la población.

Tendremos que irnos adaptando y tendremos que ir tomando con cierta normalidad todas estas sorpresas que nos vaya dando el presidente. Y pues también hay que tener conciencia de que las cosas no podían seguir igual, no de la misma manera. Vuelvo a reiterar, el ejército tenía una presencia muy negativa de entre la población por porque se le culpó en muchas masacres y el hecho de que el general Cienfuegos fuera juzgado en el exterior y después este repatriado de aquí, obviamente exonerado, pues también no dejó muy bien parado al a la institución completa.

Me parece que estas son actividades para reivindicar, porque al final de cuentas si no se reivindica la institucionalidad del Ejército, pues no hay una base firme para la consolidación de otras actividades democráticas o incluso la propia estabilidad social nacional. 

¿Estas actividades extras de los militares mexicanos serán temporales o permanentes?

Es muy posible que haya actividades que ya se le queden al Ejército. Especialmente actividades productivas de carácter estratégico o de carácter e integridad hacia la soberanía. Por ejemplo, el resguardo de las pipas de combustible, la construcción de edificios estratégicos como el aeropuerto.

Es muy probable que estas actividades puedan ser ya permanentes para el Ejército. 

Te invitamos a consultar lo más visto en Publimetro

Iniciamos con:

Y también:

Tags

Lo Último


Te recomendamos