Noticias

Postes con vestido y “celudependencia”; lo cotidiano se vuelve arte

Fotogalería Asómate a esta la casa de estos vecinos

¿Alguna vez has visto a un poste usando un vestido? En Casa Vecina, no sólo verás uno, también podrás incendiar un bosque, recordar tu infancia y tejer conversaciones.

Como parte de sus actividades de verano, Casa Vecina expone a cinco jóvenes artistas plásticos. Distribuidos en sus salas, cada uno explora distintas facetas de la vida en la ciudad de México.

Empezando con Ricardo Harispuri que con su obra “Retratos Del Horror Cotidiano”, quien hace una sátira de la dependencia que tiene la gente de sus teléfonos celulares.Para crear esta obra, el autor se sentó frente al Palacio de Bellas Artes a escuchar lo que la gente decía a través de sus celulares, desde un señor que marcaba un número, hasta la chica a la que se le agotó el crédito.

“No podrás creer las cosas que la gente es capaz de decirse en plena calle”.
María José Ramírez Freyres, usando cerillos recrea en la maqueta “Verde Que Te Quiero Verde”, la imagen de un bosque. Nos recuerda la importancia de los árboles para la vida humana y termina incendiando su obra, como metáfora de la deforestación.

En “Things I’ve Dreaming Of”, Lorena Moreno hace un viaje hacia sus recuerdos, pero cuando entras a la sala y ves su obra, conformada de objetos industriales, como loncheras o “view masters” que todos tuvimos de niños, te das cuenta de que podría ser tu propia infancia.

Daniela Libertad con su obra “Poste/Bolsa”, reviste a un poste con sus ropas para llamar la atención sobre cosas que de tan cotidianas, ya no volteamos a ver. Y ella misma se viste con una bolsa de basura para intercambiar su lugar con el del anonimato cotidiano.

Ubicada sobre el Primer Callejón de Mesones y Regina, todas las exposiciones y cursos en Casa Vecina, son gratuitos.

Más que la casa del vecino
Surgida a partir de la revitalización que la Fundación del Centro Histórico hece en esa zona de la ciudad, desde 2005 apoya a artistas jóvenes, y a la comunidad en que la se encuentra: el primer cuadro de la ciudad.

Ekaterina Álvarez, coordinadora de Casa Vecina, explica que el proyecto “es un mediador entre los artistas y el medio cultural. Apoyamos artistas jóvenes de mediana y larga trayectoria. Lo que buscamos es que los artistas desarrollen su trabajo dentro de un espacio institucional y nosotros los posicionamos dentro del mercado del arte”.

Casa Vecina tiene tres ciclos de exposiciones, en las que el Centro Histórico es el eje creativo para las obras expuestas, vendidas, o creadas al interior de la Casa.

Recomendados:

DV Player placeholder

Tags


Lo Último