Les dicen las Viudas Negras

Por Alberto González

Leslie estuvo becada por ser una buena estudiante. Ellas vivían holgadamente, ya que Roxana tenía la pensión de su marido: tanto del Tribunal como de las universidades para las que trabajó, como la UNAM y el ITAM

Vera Reyes, amiga de la familia

Roxana Arredón Argüello, estuvo casada con el ahora fallecido juez 43 civil, Raúl Becerril Páez, durante más de 15 años y tuvieron dos hi­jos; pero en marzo de 2009, apareció muerto.

Aho­ra, a ella y a su hija, Leslie, de un matrimonio anterior, les dicen Las Viudas Ne­gras y la acusan de ha­ber matado a Becerril.

El tema de esta muerte fue mencionada en un re­portaje del periodista Alejandro Almazán, en la re­vista MX, en noviembre pasado, ya que se registró poco antes de que dictara una sentencia en un caso en el que Jorge Kahwagi, actual pre­sidente del Partido Nue­va Alianza, estaba acusado de no saldar una deuda.

“El martes fui al Tribunal, como quedamos, y Be­cerril no se presentó a trabajar. Me dijeron que el lunes también había faltado. Al día siguiente, el miércoles, volví a su oficina y ahí me enteré de que el juez había muerto”, contó a Al­ma­zán Alfredo Káram, el denunciante de Kahwagi.

Ahora ella y su hija son apodadas Las Viudas Ne­gras, acusadas de comprar seguros para Rubén Romero Reberte, novio de su hija Leslie Madelín Arellanes, y después asesinarlo para cobrar 35 millones de pesos.

En entrevista con Publimetro, Vera Reyes, amiga de Roxana Arredón, re­cuerda que la familia vivía bajo dos amenazas, por una persona que, después se descubrió, llamaba desde un reclusorio; y otra por un narcomenudista que fue de­nunciado y su familia detenida.

Este miércoles, la Procuraduría del DF anunció que reabrirá el caso de la muerte del juez, pues sospecha que fue asesinado por Arredón para cobrar los seguros.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo