Extraña a la SSP la rebelión de agentes de la PF en Cd. Juárez

Por Notimex

Lo que parecía una revuelta para “limpiar” a la sección de la Policía Federal (PF) en Ciudad Juárez, Chihuahua, de altos mandos corruptos, extorsionadores y con nexos con el crimen organizado, dio un giro tras las indagatorias de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP).

La dependencia federal informó que tras la manifestación de este sábado en esa ciudad norteña por elementos de la corporación, se iniciaron investigaciones contra 248 efectivos.

El titular de la Unidad de Asuntos Internos, Marco Tulio López Escamilla, señaló que hasta el momento las investigaciones señalan que el conflicto “derivó de una diferencia personal entre el comandante de sector y uno de los elementos”.

En conferencia de prensa, el funcionario recordó que por estas protestas se separaron de sus cargos a cuatro comandantes, quienes fueron puestos a disposición del Ministerio Público federal por presuntos actos indebidos.

Aseguró además que las investigaciones llegarán hasta las últimas consecuencias y se procederá contra quienes hayan incurrido en anomalías, con sanciones que podrían ir desde la amonestación hasta el cese definitivo.

López Escamilla señaló que se analiza si los efectivos que participaron en las protestas podrían ser acreedores de una sanción por revuelta o insubordinación, como se establece en el artículo 185 del Reglamento.

Subrayó que la Policía Federal cuenta con los canales conducentes y apropiados para que todo aquel personal que deseé expresar alguna queja o irregularidad lo haga de manera segura y confiable.

Narcolista y destitución

Cuatro mandos de la PF en Ciudad Juárez fueron destituidos por la SSP, mientras se inicia una investigación para revisar la responsabilidad en las acusaciones de extorsión a propios agentes de la corporación y contra civiles, “sembrar” droga en operativos y nexos con el narco.

Salomón Alarcón “El Chamán”, Joel Ortega y Ricardo Duque, así como uno más de quien no se dio el nombre fueron separados de sus cargos. Sin embargo, no serían los únicos, pues los oficiales que participaron en la rebelión podrían ser sancionados, arrestados o cesados.

De acuerdo con uno de los participantes en la manifestación, publicó La Jornada, “El Chamán” no tiene grado en la PF y su nombre aparece, supuestamente, en una narcolista recuperada por el Ejército el año pasado en un operativo en Sinaloa… aun así, era cabeza de comando, dijeron los agentes.

Loading...
Revisa el siguiente artículo