Baches y delincuentes, un dúo contra los transportistas

Los asaltantes aprovechan los baches en las calles para robar a los camiones de carga que circulan por el Distrito Federal

Los topes, semáforos y los hoyos en las vías de la capital han facilitado el “trabajo” de los criminales, quienes esperan a que los vehículos reduzcan la velocidad para subir a las escalinatas, amagar a los conductores o abrir las puertas para apoderarse de los autos. 

Arturo Morales, integrante de la Cámara Nacional de Autotransporte de Carga (Canacar), dijo que los choferes han comenzado a colocar láminas soldadas en las puertas para que no sean asaltados. Antes, agregó, sólo sucedía en los semáforos, pero ahora los topes y baches son espacios aprovechados.

En 2009, la PGJDF contabilizó un total de 531 denuncias por robos contra transportistas y 5 mil 9 atracos a repartidores en distintos lugares del Distrito Federal. Al primero de enero al 30 de junio de 2010 llevan 226 robos a conductores y 2 mil 405 robos a repartidores.

Agentes de la fiscalía de Robo de Vehículo y Transporte informaron que cerca del 40 por ciento de los robos contra camiones de carga y reparto suceden en puntos de baja velocidad o en alto total. El 60 restantes ocurre en falsos retenes y por complicidad entre conductores y empleados.

Loading...
Revisa el siguiente artículo