Villas de Salvárcar, una herida que no cicatriza en Juárez

Por: EFE

Este domingo 30 de enero se cumple un año de la multi ejecución de 11 jóvenes y cuatro padres de familia en la colonia Villas de Salvárcar en Ciudad Juárez, Chihuahua, en la que presuntos integrantes de la banda “Los Aztecas”, al servicio del Cártel de Juárez, cometió la masacre.

De acuerdo con la información, jóvenes del CBTIS 128 celebraban una fiesta en el número 1310, de la calle Villa de la Paloma, cuando de cuatro camionetas bajaron 15 hombres armados, según publicó Excélsior, y entraron por la fuerza a la reunión.

Un informante le había dicho a los gatilleros que en la fiesta había integrantes de un grupo rival denominado “Los Doblados” o AA (Artistas Asesinos), a la orden del Cártel de Sinaloa, organización que disputa la zona a la organización de los Carrillo.

Los sicarios preguntaron por los vendedores de droga. Nadie supo decir lo que querían, Fue cuando dieron la orden de que mujeres y niños salieran, para después accionar sus armas contra los jóvenes en su mayoría del equipo de futbol del citado centro educativo.

Todavía con el dolor, el golpe vino del gobierno federal. El presidente Felipe Calderón, que estaba de viaje en Tokio, Japón, señaló con la poca información que tenía que se trataba de un ajuste de cuentas entre pandilleros, lo que detonó la indignación de los familiares y de toda la ciudad.

Tras la masacre, el 11 de febrero el ejecutivo federal llegó a la ciudad más violenta del mundo, y dijo que se llevaría a cabo un plan para erradicar la violencia de raíz: “Todos Somos Juárez”. A partir del 17 de ese mes inició el plan del gobierno federal.

Centrado en seis área básicas: seguridad, educación, salud, desarrollo social, economía y empleo, publlicó Proceso, el proyecto buscaba terminar con el clima violento en la ciudad. Fueron más de 3 mil 386 millones de pesos invertidos, pero de nada sirvieron porque las ejecuciones contra jóvenes continuaron en Ciudad Juárez.

Más de 50 organizaciones sociales comenzaron el sábado en ambos lados de la frontera de Ciudad Juárez las actividades para recordaron la masacre de 15 jóvenes en Villas de Salvalcar en esta urbe fronteriza con el Paso, Texas.

En el muro fronterizo que divide ambas ciudades unas 200 personas se manifestaron en ambos lados en favor de la paz y exigieron el cese de la violencia que ha dejado ya más de 140 asesinatos en lo que va de este año.

Las agrupaciones iniciaron una serie de actividades llamada “Camino a la Justicia”, entre las que se encuentran dos días de ayuno, reuniones con testimonios de las familias de las víctimas de Villas de Salvarcar y una reunión binacional, según explicaron los organismos participantes.

LA JORNADA CULMINA ESTE DOMINGO

La jornada de actividades fue liderada por Luz Dávila, madre de dos de los hijos asesinados junto a otros 13 el 31 de enero de 2010, y quien encaró al presidente mexicano, Felipe Calderón, durante una de sus visitas a la urbe fronteriza.

El evento que concluirá mañana al cumplirse un año del homicidio participan médicos seminaristas, religiosos y luchadores sociales.

El 31 de enero del año pasado un grupo de sicarios asesinó a tiros a 15 jóvenes que celebraban una fiesta de cumpleaños en una vivienda de la colonia popular Villas de Salvarcar en Ciudad Juárez.

JÓVENES, BAJO FUEGO EN CIUDAD JUÁREZ

En un hecho similar, el 23 de octubre del 2010 otros sicarios asesinaron a otros 15 adolescentes reunidos en una vivienda de la colonia Horizontes del Sur.

El pasado 23 de enero un nuevo incidente golpeó a los habitantes de Ciudad Juárez con el asesinato de siete jóvenes que jugaban fUtbol en una cancha que fue inaugurada recientemente como parte de la campaña “Todos Somos Juárez”.

Ciudad Juárez está considerada la urbe más violenta de México con más de 3.100 asesinados en 2010.

Loading...
Revisa el siguiente artículo