Estados usan fondo educativo como "caja chica"

El Fondo de Aportaciones para la Educación Básica (FAEB) se ha convertido en la “caja chica” de los estados, con la que pagan desde boletos de avión hasta fiestas privadas, publicó Reforma.

Aunque el 95 por ciento de los 220 mil millones de pesos que conforman el FAEB se destina para pagar a los profesores federalizados, el resto tiene un destino que sólo conocen las autoridades locales.

Con ese dinero, lo mismo compran muebles o medallas, rentan aerotaxis o camiones, pagan fiestas o boletos de avión y entregan donativos con el sello de la casa, gastos que son ilegales y no tienen comprobación.

Según el Acuerdo Secretarial 482, que entró en vigor en 2009, el FAEB, transferido a los estados, no puede ser usado para apoyar a sindicatos, aguar rentas de autos, eventos y gastos de comunicación social, así como cubrir plazas ajenas al sector educativo.

El dinero debe utilizarse para pagar los sueldos del área de educación inicial, indígena, básica y normal, para prestar el servicio educativo y operar padrón de educadores y los concursos para el ingreso al servicio docente.

ALGUNOS EJEMPLOS

Sin embargo, la Cuenta Pública 2009, revisada por la Auditoría Superior de la Federación (ASF), halló que en Aguascalientes se usaron 2 millones 446 mil pesos para comprar muebles, terrenos y vehículos para rifar el Día del Maestro.

Baja California destinó 23 millones 238 mil pesos para pagar el aguinaldo de personal jubilado. Campeche, 2 millones 323 mil pesos para pagar la renta de un edificio y locales, asesorías de impuestos, compra de boletos de avión, regalos, bebidas y alimentos para celebrar la Navidad y fin de año.

Por su parte, Chiapas entregó 100 millones 465 mil 700 pesos al DIF estatal; Coahuila compró paquetes escolares para educación media superior por 15 millones 282 mil pesos; mientras que Colima pagó un millón 296 mil pesos por uniformes, gastos de traslado y donativos, entre otras entidades.

Loading...
Revisa el siguiente artículo