SAT "frena en seco" a Pumas de la UNAM

El equipo mexicano de Pumas de la UNAM tiene a un adversario difícil en frente y es el único que lo podría “frenar”. Pero no es dentro del panorama futbolístico, es peor: tiene una deuda de 36.7 millones de pesos con el Servicio de Administración Tributaria (SAT), publicó Reforma.

Así como ha pasado con Atlante, América y Cruz Azul, el organismo fiscal ahora fijó la mirada en el cuadro felino. El SAT, con el respaldo de un tribunal federal, solicitó a la Asociación Civil Club Universidad Nacional la suma por los impuestos generados por la venta de tres jugadores extranjeros en 2003.

Los “culpables” serían el boliviano Joaquín Botero, de paso lamentable en el futbol mexicano, así como el uruguayo Sebastián Taborda, prácticamente un desconocido. Cierra la lista Darío Verón, éste sí un referente en el conjunto “azul y oro”.

Las transferencias se hicieron durante la presidencia de Arturo Elías Ayub, hoy dirigida por Víctor Mahbub.

Pumas pagó 20.2 millones de pesos a los clubes sudamericanos Cobreloa y Defensor por el pase de los tres futbolistas, y el SAT determinó que el club tenía que haber retenido hasta el 40 por ciento del monto para darlos al fisco federal, pues es la suma que establece la Ley del ISR por este tipo de transferencia de espectáculos públicos.



Los universitarios además de no pagar el ISR, todavía hicieron una deducción en su declaración anual de los 20.2 millones de pesos al momento de calcular los ingresos acumulables del club. Ante la situación, el club se amparó el pasado 17 de febrero, pero el Segundo Tribunal Colegiado en Materia Administrativa rechazó el recurso.

Ahora, Pumas tendrá que pagar el total fincado por el SAT en diciembre de 2008, lo que agregaría a la suma no entregada al fisco, las multas, actualizaciones y recargos.

Loading...
Revisa el siguiente artículo