PGJDF quiere acabar con las fiestas clandestinas

Ante las decenas de antros improvisados en los que se vende alcohol a menores de edad, y en ocasiones hasta drogas, la Procuraduría y la Policía capitalinas intensificarán los operativos contra estos lugares.

El Procurador del DF, Miguel Ángel Mancera, dijo que los organizadores de estas fiestas serán motivo de investigació y además está medida se aplicará en las tres modalidades en las que se presenta el fenómeno: cuando un grupo las organiza para obtener ganancias, las que hacen adolescentes para convivir o recaudar fondos y las reuniones particulares donde se permita que los menores beban, en este caso se actuará por denuncia.

Agregó que, hasta el momento, no tienen indicios de que algún cártel o grupo específico esté detrás de estas reuniones, aunque quienes las organizan de manera reiterada pueden caer en delincuencia organizada.

FIESTAS CLANDESTINAS, A TRAVÉS DE LA RED

Ismael Rivera, presidente de la Asociación de la Industria de Discotecas, Bares y Centros de Espectáculo, asegura que han llegado a detectar hasta 70 fiestas de este tipo en un fin de semana, convocadas por lo general a través de las redes sociales.

El 28 de mayo, la Policía y la Procuraduría detuvieron a siete jóvenes que organizaron una reunión en un predio de la Delegación Benito Juárez donde se cobró entrada, se vendía alcohol a menores y, presuntamente, se facilitaba el consumo de drogas. Todos ellos fueron consignados.

El Procurador descartó que se esté criminalizando las fiestas de adolescentes, como señaló el viernes el Ombudsman capitalino, Luis González Placencia.

“La diversión debe ser segura. Lo que menos quieres es que jóvenes de entre 12 y 17 años estén en un lugar donde no hay ningún tipo de protección, donde no hay esquema de seguridad y donde les están dando alcohol a granel”, indicó Mancera.

SE ENDURECEN LOS CASTIGOS

Sobre las fiestas particulares, explicó que se podrá fincar responsabilidades a quien ahí permita o induzca a un menor a beber.

“Tu hijo podría llegar a tu casa en estado de ebriedad y preguntarle qué pasó y que te dijera que tu amigo le estuvo dando alcohol toda la noche, tú podrías denunciarlo por corrupción”, precisó.

Joaquín Quintana, presidente de Convivencia Sin Violencia, anunció que están impulsando una reforma de ley para castigar penalmente a los padres irresponsables.

“No puede ser que los propios padres manden a sus hijos a una guerra sin fusil, ni los preparamos para salir ni hay comunicación ni nada”, consideró.

Loading...
Revisa el siguiente artículo