Una imagen que ayuda

Por Luis Carlos Arias Schreiber Publimetro Perú

Una imagen dice más que mil palabras, pero para una mujer en uno de los barrios más pobres de Lima, Perú, una fotografía le ayudó a ganar miles de dólares y Publimetro participó.

Mariela Valera Huanca, de 30 años, es una ex vendedora callejera en Lima, tendrá una muy feliz Navidad luego de conocer que una foto que le fue tomada hace años le reportó una ganancia de dos mil dólares, el equivalente a ocho meses de salario promedio en Perú.

Hace tres años el fotógrafo holandés Robin Utrecht en la asignación de capturar imágenes de peruanos, se topó con Mariela llevando a su hijo con un rebozo de colores. Robin le prometió entonces que le iba a pagar un porcentaje, si la foto se vendía en Europa.

Desde entonces, la imagen se convirtió en un gran éxito –y Robin estaba listo para pagar su deuda con Mariela–. Pero después de tratar en vano de localizarla, Robin se dirigió a los periodistas de Publimetro para que le ayudaran a encontrarla. Luego de escarbar en el registro nacional de identidad de Perú y en los barrios más poblados de Lima, finalmente Publimetro encontró a Mariela y su familia para darle las buenas noticias.

“Acabo de perder mis ingresos porque ya no nos permiten trabajar como vendedor en la plaza principal en el centro de Lima, así que el dinero es como un regalo de Dios”, dijo Mariela.

“Feliz Navidad”

Mariela Valera Huanca, la costurera de 30 años que recibió dos mil dólares por una fotografía que le fue tomada hace tres años.
¿Recuerdas cuando Robin Utrecht tomó la foto?
— Sí, fue hace tres años en 2008. Estaba vendiendo tortillas de maíz en el centro de Lima. No sabía su nom­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­bre porque no hablaba español, pero hablé con una eslora que estaba con él. Ella me explicó lo que necesitaba.

¿Qué le dijiste?
— Quería sacarme algunos retratos y me dijeron que si las vendían, podían pagarme. Al parecer, les gustó el chal en el que llevaba a mi hijo. Acepté, no tomó mucho, pero nunca pensé que algún día me fueran a pagar. Ya había olvidado el asunto, ¡y ahora llegan con esta noticia!

¿Qué piensan de los dos mil dólares?
— Son las mejores noticias que he recibido. Todavía sigo sin creerlo. Estaba haciendo la comida cuando, de repente, me hiciste recordar la fotografía y el dinero. Muchas gracias.

¿Sigues vendiendo tortillas?
— No, hace tres meses fui desalojada. El ayuntamiento de la ciudad no permite a los vendedores callejeros. No sé qué voy a hacer. Ahora trabajo como costurera con mi marido en nuestra casa.

¿Es un mejor empleo?
— Hacemos pantalo­nes. Debido a la Navidad, tenemos trabajo, pero no sabemos qué pasará el siguiente mes.

Este dinero puede ayudarte a tener una buena Navidad y un excelente 2012.
— Seguro. Nunca en mi vida había visto tanto dinero junto. Muchas gracias.

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo