Cinco retos para la economía nacional y familiar

Por Mario Mendoza Rojas

El acceso a una mejor calidad de vida es un sueño o una pesadilla para millones de mexicanos, quienes se han conformado con empleos de baja calidad, salarios que no cubren sus necesidades y tasas de crecimiento que no llegan a su mesa, a la educación de sus hijos o que se traduzcan en mejores servicios.

Las razones: durante los últimos 15 años el país reporta una tasa de crecimiento de entre 2 y 2.5% anual del PIB, cuando se requiere 5%. Ello significa que México desperdició una tasa acumulada de 37.5% del PIB del año 2000 a la fecha.

A continuación te presentamos los retos que se deben enfrentar durante 2015:

1. Dejar atrás las tasas de crecimiento mediocre
El Gobierno federal proyecta 3.7% de desarrollo económico para este año, cuando el país requiere una tasa de 5 ó 6% anual para atender las necesidades de la población, combatir la pobreza y garantizar el desarrollo de las familias.
Al inicio del sexenio, el secretario de Hacienda, Luis Videgaray, dijo que en los últimos 15 años el PIB del país registró una tasa promedio anual de 2.1%; nivel que calificó como “mediocre”, lo cual no ha cambiado y mantiene en la pobreza a más de 53 millones de mexicanos. 

2. Generar más de un millón de empleos
La Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) señaló que México requiere 1.2 millones de nuevos empleos anuales para ofrecer sustento laboral a los jóvenes que se integran cada año al mercado.
La mala noticia es que las encuestas publicadas por el Banco de México refieren que los analistas del sector privado señalaron que en 2014 se crearon 681 mil puestos formales (registrados ante el IMSS), y para 2015 sólo se crearán 701 mil; apenas 58.41% de los requeridos.

3. Reducir al máximo la desigualdad
El secretario general de la OCDE, José Ángel Gurría, declaró que el país perdió 10% del PIB entre 1990 y 2010, debido a la elevada desigualdad y la mala distribución de la riqueza.
El Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) reportó que hay 53.3 millones de mexicanos en pobreza, de los cuales 11.2 millones se encuentran en condiciones de miseria.
Lo grave es que las estadísticas oficiales reportan que 45% de los jóvenes, quienes deberían impulsar el desarrollo, padecen algún grado de pobreza.

4. Revertir  40 años de rezago salarial   
El mínimo es un reflejo del deterioro económico que viven millones de familias, y su monto de 68.34 pesos, que promedia a nivel nacional, apenas sirve para comprar entre 25 y 30% de los productos que hace 40 años se consumían en los hogares.  José Luis de la Cruz, director del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (IDIC), explicó que ello ha obligado a las amas de casa a preguntarse ¿qué me urge más: comida, renta, agua, luz, gas o transporte?, al tiempo de aplazar los servicios de salud, entretenimiento y educación.

5. Bajar la inflación
En diciembre del año pasado el Índice Nacional de Precios al Consumidor aumentó 4.1%, una cifra superior a la meta anual de 3% establecida por el Banco de México.  
El INEGI reportó que, hasta la primera quincena de diciembre, las alzas que dejaron un hoyo en el bolsillo fueron el jitomate, calabacita, tomate verde, huevo y la carne de res, cuyas alzas alcanzaron 36.57, 24.30, 12.52, 1.59% y 0.84%, respectivamente.
Mientras que el gas doméstico natural y la gasolina subieron 4.20 y 0.72% cada uno, aunque este año se esperan más alzas.   

Los partes del cuerpo que estimula la lectura

 

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Loading...
Revisa el siguiente artículo