Noticias

Todos somos presuntos culpables antes que inocentes: Óscar Montes

Óscar Montes de Oca, el joven acusado de ingresar 20 kilos de cocaína a México, afirmó que en el estado actual de las cosas, todos son presuntos culpables antes que inocentes para las leyes mexicanas.

El mexicano realizó un viaje a Argentina y en su regreso al país, tras hacer una escala en Lima, Perú, fue detenido en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, luego de que una maleta con su nombre llevaba 20 kilos de cocaína. Aunque negó ser el dueño, las autoridades lo trasladaron al penal federal de Tepic.

Tras ser liberado por un juez, luego de que la PGR se desistiera de la acusación por tráfico de estupefacientes, Óscar agradeció la solidaridad de su familia y amigos, así como de las autoridades de la Universidad Autónoma del Estado de México, de donde es egresado.

“Las cosas que tengo que decir, muchas, interminables, no podría narrar el infierno que me toco vivir. Justo o injusto no es algo que yo califique. En el estado actual hace que todos seamos presuntos culpables antes que inocentes”, afirmó en conferencia.

Dijo que el lado positivo de su detención el pasado 31 de julio en el AICM, es “que me tocara a mí, que tengo una familia que nunca iba a claudicar. Tengo 25 padres, 25 madres, y un millón de hermanos, amigos que darían la vida por mí, como yo por ellos”.

Comentó que lo mantuvo en pie un comentario hecho por uno de los reos con quien convivió durante su estancia en el penal de Tepic, Nayarit, quien escuchó al papá de Óscar decir que se estaban movilizando para sacarlo.

Señaló que es complicado vivir una experiencia como ésta, estar encerrado con “todo tipo de criminales, de los cuales tuve que encontrar el lado humano con cada alguno de ellos. Entendí que no podía juzgar si ellos eran criminales”.

Dijo tener la esperanza de que nadie le pase lo mismo que a él y afirmó que apoyará a quienes se enfrenten a una situación como la que enfrentó: “deseo que todas las personas que están pasando y las que vayan a pasar, tengan la familia, los amigos que yo tengo. Gracias a ellos el infierno no duró más de siete días”.

Manifestó que “gran parte de mí se quedó allá adentro. El hecho de estar aquí, de verlos, es algo que me motiva a vivir y comprometerme cada vez más socialmente. Les debo mi vida, jamás voy a terminar de pagárselos”.

Tags

Lo Último

Te recomendamos