"Libran" 60% el Torito con amparo en 2015... pero van por ellos

El año pasado se cumplimentaron más órdenes judiciales para presentar a quienes tenían horas de arresto pendientes que en 2014

Por Israel Zamarrón

Durante 2015 fueron presentadas en el marco del programa Conduce sin Alcohol de la Ciudad de México 12 mil 790 personas, de las cuales 8 mil 654 recurrieron a un recurso de amparo para no cumplir con las 36 horas de arresto administrativo, lo que representa seis de cada 10 o el 60% de los casos.

Cifras de la Consejería Jurídica y de Servicios Legales (Cejur) del Distrito Federal, a las que Publimetro tuvo acceso, muestran que mientras la cifra de presentados por el alcoholímetro va a la baja, el número de quienes recurren al amparo repuntó.

En 2010 el número de presentados fue de 25 mil 46; para 2011 fue de 19 mil 345; al año siguiente fue de 17 mil 357; en 2013 se mantuvo la baja en 17 mil 38 y en 2014 hubo un repunte hasta los 18 mil 969 presentados.

En contraste, el número de personas detenidas por el alcoholímetro que recurrieron a un amparo en 2015 fue de 8 mil 654, menor a los 11 mil 436 de 2014, pero superior a los datos registrados de 2011 a 2013.

Van por ellos

La tecnología avanza y se vuelve funcional para casi cualquier cosa, y una de ellas es librar el Centro de Sanciones Administrativas conocido como Torito, aunque sea de manera parcial. Ejemplo de ello es la aplicación para teléfonos móviles “Alcoholíbrate”.

Esta app ofrece a los usuarios asesoría legal para la obtención de un amparo que saque a la persona que fue atrapada en el alcoholímetro, sin embargo, “no se hace responsable del tiempo en que se tarde en notificar la suspensión del acto reclamado”.

Pero no todo es alegría para quien obtiene un amparo, pues aunque se salva de pagar el arresto administrativo, algún día terminará regresando a completar las horas faltantes, advierte  el director de Justicia Cívica de la Cejur, Mario Torres.

En entrevista con Publimetro explicó que “estas aplicaciones ni las avalamos ni las promovemos porque nosotros no conocemos si efectivamente detrás de esta aplicación haya una prestación de servicios o que alguien pueda hacer algún tema de oscuridad porque no se conoce el nombre, el domicilio, ni la experiencia que tenga el abogado que le vaya a presentar su amparo”.

Aunque reconoce que podría obtenerse el amparo, advierte que los infractores “tarde o temprano van a caer dentro de un procedimiento en el que van a ser presentados por la Secretaría de Seguridad Pública por mandamiento judicial. Es un pendiente que no te quitas de encima”.

“Podrá ser que te concedan la suspensión provisional, pero al final vas a acabar regresando al Torito a cumplir tus horas. Solamente un porcentaje muy bajo vienen y lo cumplen, voluntariamente, y a los demás tenemos que irlos a buscar”, añade.

Hablan cifras

Las cifras de 2015 registran 8 mil 172 órdenes emitidas, de las cuales se han cumplimentado  7 mil 128, que representan el 87%, el doble de lo registrado en 2014; quedaron pendientes de cumplimentar sólo mil 44 órdenes de presentación.

Por el contrario, en 2014 se emitieron 10 mil 364 órdenes de presentación, de las cuales se cumplimentaron 4 mil 457 y quedaron pendientes 5 mil 907, lo que representa un porcentaje de cumplimiento de 43 puntos.

Casos mucho menos exitosos son 2012 y 2011, cuando se emitieron 7 mil 447  y 8 mil 477 órdenes de presentación, respectivamente, de las cuales se cumplimentaron mil 838 y 973 por cada caso.

Descartan afectación

Cuestionado sobre si las apps para tramitar amparos y los propios coyotes que consiguen las suspensiones afectan a la efectividad del programa Conduce sin Alcohol, Mario Torres rechazó que así sea y dijo que en todo caso se reforzarán los mandamientos judiciales.

“Yo creo que no va a afectar al programa del Alcoholímetro porque en la medida en que todos los que se amparan y de esta situación de que te puedas librar del Torito, pues la gente se va a relajar y lo que va a pasar es que vamos a estar cumplimentando mandamientos judiciales”.

Y añade: “acabaremos haciendo la reforma constitucional que se necesita para que en la la Ley de Amparo se considere el procedimiento administrativo de alcoholímetro como un procedimiento equiparable a un judicial, que es la causa por la que no se caucionan las personas que promueven el amparo.

“Una vez que se pueda caucionar, se pone una caución de cinco mil 10 mil pesos, y a parte vas a pagar mil 500 de amparo, pues estar en el Torito creo que va a salir más barato”.

CONTEXTO

Gobierno federal alista aplicación del alcoholímetro en todo el país


50 puntos de alcoholímetro ponen lupa a conductores ebrios en el DF

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo