Abre tu negocio en la antigua mansión de los Arellano Félix

Por VICE

Los Arellano Félix fueron una una organización familiar que llegó a ser uno de los cárteles más poderosos de México. En su mejor época, la familia de siete hermanos y cuatro hermanas controlaba gran parte del narcotráfico a EU. También eran dueños de una casa enorme en la calle Miguel Hidalgo y Costilla esquina con Teófilo Noris en Culiacán, Sinaloa. Y ahora puedes rentar un espacio en la mansión renovada y abrir una tienda para empezar tu negocio.

Antes de intentar rentarla para locales de negocios, se buscó que esta propiedad de alrededor de 1,000 metros cuadrados funcionará como escuela; sin embargo la SEP no autorizó la propuesta debido a la historia del lugar, de acuerdo con uno de los agentes inmobiliarios encargados de la casa.

“Esta casa estuvo abandonada por muchos años”, dijo para VICE el agente de bienes raíces que solicitó permanecer anónimo. “Después de tratar de hacerla escuela pasó a la inmobiliaria César Tamayo, y después la dueña nos la pasó a nosotros”.

Aunque el cártel ahora opera en Tijuana, todos sus fundadores eran sinaloenses que crecieron con El Chapo y trabajaron juntos como miembros del cártel de Guadalajara. Después de la detención de Miguel Ángel Félix Gallardo, el líder de la organización, a finales de la década de los 80, el cártel de Guadalajara se dividió. El Chapo y algunos de sus amigos formaron el cártel de Sinaloa y los Arellano Félix formaron su propio cártel. Esta separación provocó batallas sangrientas en las calles de Culiacán e incluso el supuesto asesinato de un cardenal en 1993.

Cuando el Chapo escapó de la cárcel por primera vez en 2001, el conflicto se intensificó y el cártel de los Arellano Félix se quejó de que el gobierno lo estaba presionando más que a los otros cárteles a petición del Chapo Guzmán. En la primera década de los 2000, tres de los hermanos más prominentes del cártel —Benjamin, Francisco Javier y Eduardo— fueron detenidos y Ramón, otro de los hermanos, murió en un tiroteo con la policía.

Pero no te preocupes, ya todos se mudaron de la casa y se resanaron todos los agujeros de bala. El edificio incluye distintas gamas de habitaciones bien iluminadas a precios variados. Por 100 pesos el metro cuadrado al mes, puedes rentar uno de los dos locales de 250 metros ubicados en el primer piso del lugar, donde se supone que la familia Arellano Félix entretenía a sus amigos y socios. Por el precio de 85 pesos el metro cuadrado puedes rentar uno de los cuatro espacios en el segundo piso, junto a una escalera en espiral y un balcón.

Lee la nota completa en VICE 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo