De la cocina al museo: la reinvención del metate mexicano

Por Arianna Bustos

“A muele y muele, ni el metate queda”. Dicho popular 

Hay objetos que por su historia forman parte importante de la cultura de un país, en México, por ejemplo, el metate. 

Ese utensilio de piedra que basa su valor en el sazón de la cocina mexicana parecería estar destinado a permanecer en la alacena, sin embargo una artista decidió trasladarlo a las salas del Museo de Arte Popular con una interpretación distinta.

Se trata de la exposición Prófugos del metate de Gloria Carrasco donde decidió intervenir al metate para sacarlo de contexto y mostrar qué otros usos o significados podría tener.  Sin eliminarlo de nuestra cultura,  el metate no solo sería funcional para las salsas o la gastronomía; la artista adaptó su forma y tamaño  a otros escenarios como un nido de pájaros, coladera, un columpio, un mapa, un envase de refresco, como parte de un extintor, hasta  l a pierna de mujer, entre otras cosas.

Este tipo de arte- objeto permite al espectador la posibilidad de considerar al metate como icono sin condiciones de género, geográficas, económicas, políticas, laborales o sociales; rompe con los usos y costumbres asignados tiempo atrás.

En la galería puedes ver un poco de la muestra que puedes visitar hasta el 7 de febrero en el MAP ubicado en Revillagigedo 11 esquina con Independencia, colonia Centro.

Para saber

-El metlapil proviene del náhuatl metatl-metate, pilli-hijo

-Gloria Carrasco es miembro de la Academia Internacional de la Cerámica desde 2007, así como del Comité Asesor de la Bienal de Cerámica Utilitaria del Museo Franz Mayer.

También puedes leer

Qué hacer en el DF

Loading...
Revisa el siguiente artículo