Sobrevive a las rebajas

Por Tania M. Moreno

Identifica 

Lo primero que debes tomar en cuenta para aprovechar la temporada de rebajas es identificar si tu compra es un gasto con descuento o un ahorro.

El maestro Miguel Ángel Castro, director de Administración Financiera del Tec de Monterrey Ciudad de México señala que cuando se necesita el bien o servicio y hay algún tipo de facilidad o rebaja, entonces se trata de un ahorro. En cambio, cuando no necesitamos el objeto, pero sí lo queremos y hay algún beneficio en su precio, entonces se trata de un gasto con descuento.

“Hay que planear, porque es muy diferente comprar algo que necesito, como las llantas del carro, a algo que solamente deseo, como un mejor estéreo, bocinas o rines que aún funcionan”, señala Castro. Tip: Esto no significa que no compres, pero sí que cheques cuál es tu capacidad de pago, que se determina con la suma de tus gastos mensuales y tu presupuesto para saber qué tanto puedes comprar sin afectar tu calidad de vida.

 

Planifica

Por su parte Vicente Andraca, Gerente de Contenidos de Piggo, la plataforma de sistemas de ahorro e inversión de GBM, señala que es fundamental planificar la compra para estar consciente de lo que se quiere. 

“Vale la pena aprovechar este tipo de ofertas cuando se trata de bienes duraderos, es decir, que la vida útil del objeto sea mayor que la deuda y que cubra una necesidad real”, dice Andraca.

Una vez que estás consciente de lo que quieres será más fácil identificar los diferentes tipos de oferta que hay en el mercado para aprovechar la que mejor se ajuste a tu situación financiera actual.

Tip: debido a la temporada hay muchas ofertas que no necesitas, así que vale la pena que antes de lanzarte sin control a todas las tiendas, tengas una idea concisa de lo que buscas. Tampoco te dejes seducir por las rebajas. Antes de comprar considera que ese artículo estará contigo por un periodo superior a tres años, por lo que debes pensar cuidadosamente en si debes adquirirlo o no.

 

¿Necesidad o deseo?

Lo siguiente que debes tomar en cuenta es si dicho bien en verdad te hace falta. Los especialistas recomiendan hacer una lista antes de ir a las tiendas.

“Este check list deberá incluir qué necesitas, cuál es tu límite de gasto, cuánto dinero o capital tienes para ello, qué descuentos o promociones puedes aprovechar sin comprometer tus finanzas”, dice el directivo de Piggo. Tu lista debe incluir caprichos o “gustos” que estén dentro del presupuesto, pues lo importante es tener un plan.

Tip: de los objetos que piensas adquirir, busca el que mejor se adapte a tus encesidades. A veces compramos cosas que dan un servicio superior al que necesitamos y que son más caras, lo que se convierte en un gasto innecesario. “La mejor compra es la se adapta a tus requerimientos en cuando a precio y calidad del producto”.

 

Sé fuerte

Otro aspecto que debes cuidar es el de evitar las tentaciones innecesarias y jamás comprar todo lo que te venda.

“Es muy común que al acudir a una tienda el vendedor te muestre un producto y te quiera añadir un sinfín de objetos o accesorios alternos, que aunque combinan muy bien, la mayoría de las veces son innecesarios”, revela el académico del Tec de Monterrey Ciudad de México.

De acuerdo con el especialista ésta es una de las principales causas de que las compras se salgan de control, pues señala que el 54% de los jóvenes entre 15 y 29 años realiza compras fuera del presupuesto, por lo que al final del mes a 56% no le sobra capital y 30% pide dinero para alguna emergencia.

Tip: antes de aceptar y dar el tarjetazo, recuerda que el fin de comprar en rebajas es, precisamente, buscar un ahorro. Si estás convencido de adquirir accesorios, verifica su vida útil y pide garantía.

 

Compara

Si ya hiciste todo tu análisis y estás consciente de la compra que vas a realizar, busca cuál tienda o almacén es tu mejor opción. Los expertos recomiendan hacer unscouting antes de comprar y siempre verificar tres opciones como mínimo.

Cuando vayas a cada tienda anota cuáles son las ventajas que te ofrecen: meses sin intereses, descuentos, garantías extendidas, promociones, asesoría técnica o colocación y mudanza; de esta forma te será más fácil comparar para tomar una decisión más acertada. Recuerda decidir por aquella que te representa un mayor beneficio y no afecte tu cartera.

Tip: si tienes efectivo destinado para estas compras, lo mejor es aprovecharlo y no hacerlo a crédito o meses sin intereses, pues ello no representa un ahorro real. Si utilizas un crédito, haz un plan de pago para acortar el tiempo de la deuda. Elige siempre la forma de pago que más te convenga a ti y no a la tienda.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo