Caída del petróleo y alza del dólar debilitan expectativas económicas: IP

Por Notimex

La perspectiva para el presente y el siguiente año es de retos, y para crecer a tasas superiores a 3% implica un esfuerzo adicional que requiere del trabajo conjunto de autoridades, empresas y hogares.

Así lo consideró el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP), al plantear que las autoridades mexicanas deberán tomar medidas adicionales para hacer frente a los desequilibrios internacionales.

En su publicación semanal Análisis económico ejecutivo, el organismo de investigación y análisis del sector privado cuando los principales indicadores macroeconómicos comenzaban a dar señales más claras de un mejor desempeño, 2016 inició con serios problemas de volatilidad que podrían incidir negativamente en las expectativas para el presente año.

El precio del petróleo aceleró su tendencia a la baja para acercarse cada vez más a la línea de los 20 dólares por barril, lo que podría generar presiones adicionales a las finanzas públicas ante un posible debilitamiento adicional de los ingresos, pese a las coberturas petroleras que contrató la federación para el presente año, señala.

China preocupa a empresarios 

Aunado a esto, las expectativas de que China reduzca su ritmo de crecimiento de manera significativa generan preocupación, pues al ser el principal consumidor de materias primas a nivel mundial, su menor dinamismo implicaría una baja en la demanda de bienes.

Además, en este entorno el aumento de la tasa de interés de la Reserva Federal de Estados Unidos ha propiciado un fortalecimiento del dólar, reflejándose en la depreciación de diversas monedas del mundo, entre ellas el peso mexicano, que en las primeras semanas del año ha llegado a rebasar 18 pesos por dólar.

Inversión, clave para crear empleos

Ante estos retos, apunta el CEESP, la inversión es un elemento fundamental para impulsar la creación de empleos, el bienestar de la población y un crecimiento sostenido de la economía, pero para que los recursos fluyan sostenidamente se requiere de políticas específicas.

Refiere que el aspecto fiscal es uno de los más importantes para estimular la inversión, pero a esto hay que complementarlo con medidas adicionales que consoliden un entorno atractivo para invertir, en materia de Estado de derecho y coordinación entre autoridades y empresas.

Necesario ajustar gasto público 

Además, hay que realizar ajustes al gasto público, pero no en inversión, sino en el gasto corriente que no genera ni empleo ni incentiva la inversión y, por lo tanto, inhibe el crecimiento, subraya el organismo.

Comentó que el mercado interno se ha ido fortaleciendo, en parte por el incremento de las remesas y los pesos adicionales por dólar que permitió la depreciación, pero se requiere de mayores esfuerzos para consolidar este dinamismo.

Hacer que la confianza empresarial y de los consumidores retome un comportamiento ascendente, requiere de un entorno en el que se desarrollen eficientemente, en donde el tema de seguridad es fundamental, añade.

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo