El Bronco y diputados de Nuevo León se suben de nuevo al ring por revocación de mandato

El veto por parte del gobernador Jaime Rodríguez Calderón a la Ley de Participación Ciudadana, que contempla la revocación de mandato, abrió una nueva discusión con el Congreso local

Por Daniela Pérez

“Jaime Rodríguez sabe que, con la revocación de mandato, pueden quitarlo como gobernador si la raza se desencanta todavía más por los malos resultados que ha dado como mandatario estatal”, así respondió el coordinador de la bancada de PRI en el Congreso, Marco González, ante el veto por parte del Gobernador a la Ley de Participación Ciudadana, en la que se contempla la revocación de mandato.

“Estoy convencido de que está usando estos vetos como un distractor de lo que está pasando en el Estado, que una vez más regresó la inseguridad y la gente se entretenga de lo que ellos mismos provocan”, añadió el coordinador panista, Arturo Salinas.

A esta discusión entre el Ejecutivo y el Legislativo se suman los diputados del Movimiento Ciudadano.

“La revocación de mandato, desde la reforma política, ya no es una sanción al servidor público, sino un derecho de la ciudadanía y, por tanto, es legal la revocación del mandato tal cual viene en la ley vetada. Le pedimos al gobernador algo muy concreto:  que cumpla sus promesas, eso debería hacernos sus aliados, no sus adversarios”, añadió el coordinador Samuel García.

Al respecto, el Bronco reiteró que no teme a la revocación de mandato, por el contrario, la apoya. Sin embargo, aclaró que en breve presentará algunas modificaciones a esta iniciativa presentada por el Legislativo.

“La propuesta de los diputados viola el equilibrio de poderes al facultar al Congreso para iniciar procedimiento en contra del gobernador y alcaldes. Pero no faculta a que el mandatario estatal y los presidentes municipales puedan iniciar procedimientos  contra los legisladores”, se defendió Rodríguez. 

Loading...
Revisa el siguiente artículo