Funerarias del DF y Edomex dejan en el limbo a muertos

Algunas agencias tiran o sacan los restos humanos sin avisar a familiares

Por El Big Data MX

Gabriela vivió una pesadilla en septiembre del año pasado. Luego de siete años del fallecimiento de su padre acudió al panteón para exhumar sus restos, pero se encontró con la noticia que el cuerpo ya había sido retirado tiempo atrás sin que le notificaran y hasta el momento desconocen su paradero.

TE RECOMENDAMOS

Como éste, existen un sinnúmeros de casos, toda vez que los panteones del Distrito Federal y Estado de México sólo tienen la obligación de mantener los restos humanos por un lapso de tiempo -siete años– y si los familiares no acuden antes de ese plazo, ni el panteón ni la agencia funeraria que se encargó de la sepultura se hacen responsables u ofrecen explicaciones del destino del cuerpo.

La Ley de Salud del Distrito Federal prohíbe tirar restos humanos a la intemperie o cualquier lugar abierto, pero no especifica el destino final en los casos de exhumación. Este vacío legal lo han aprovechado las empresas funerarias “patito” de ambas entidades, al establecer contratos pocos claros con los familiares y hacer de esto un negocio rentable.

Cuando Gabriela exigió una explicación al área administrativa de Jardines del Recuerdo, la agencia funeraria que se encargó de dar sepultura a su padre, ésta argumentó que el refrendo de la propiedad había vencido, por lo que los restos de su padre habían sido desechados a la basura, a pesar de que las leyes sanitarias lo prohíben.

La administración del panteón afirmó para El Big Data Mx, que solamente se abre una tumba para retirar los restos humanos cuando ha vencido el tiempo del sepulcro y en el momento que ha sido imposible comunicarse con la familia.

Sin embargo, en entrevista por separado, diferentes familias de los municipios de Ecatepec, Coacalco, Tultitlan y de familias que viven en las delegaciones Gustavo A. Madero y Cuauhtémoc acusaron a esta empresa de haber retirado los restos de sus familiares sin autorización previa.

Tal es el caso de María del Carmen, quien contrató una propiedad con esta empresa desde hace diez años, pero que le fue retirada bajo el argumento de que debía refrendar el espacio, a pesar de que la fosa contaba con una perpetuidad.

Los cuerpos de sus familiares fueron esparcidos en las inmediaciones del panteón, por lo que presentó una denuncia ante la Procuraduría General de Justicia del Estado de México (PGJEM).

En tanto, la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) informó que durante 2015, 25.4% de las quejas que se impusieron contra agencias funerarias del Distrito Federal y Estado de México, se debieron por robos y alteraciones en las tumbas de las personas sin previa autorización.

Mientras que 38.5% fueron por incumplimiento de contratos de necesidad inmediata y previsión; 15% por no respetar costos del contrato, 3.5% por mal servicio y 5.6% por negar el uso de las instalaciones tras cláusulas económicas no especificadas en los contratos.     

Las agencias que desfilan en la lista negra por recibir más quejas y denuncias de este tipo se encuentran Gayosso, J. García López, Jardín Guadalupano, Jardines del Recuerdo, entre los consorcios más castigados.

​PARA LEER LA NOTA COMPLETA IR A EL BIG DATA

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo