Gobierno evalúa control de precios en alimentos ante alza del dólar

Por Publimetro

Ante la depreciación del peso frente al dólar, dependencias como el Banco de México (Banxico), las secretarías de Agricultura, de Economía, y de Desarrollo Social, así como la Comisión Nacional del Agua (Conagua) evalúan las medidas que se podrían tomar para controlar los precios de los alimentos.

“Estamos muy pendientes de ver qué acciones de política pública tenemos que desplegar de manera temprana para que no tengamos en la medida posible repuntes en los precios”, aseguró José Antonio Meade, titular de la Sedesol.

De acuerdo con Meade, hasta el momento no ha notado un incremento en la canasta básica. “La última medición que hubo de inflación fue la menor histórica desde que se mide y fue el menor incremento desde el punto de vista de inflación en la canasta alimentaria. Desde el punto de vista de precios, esperamos que esta situación se mantenga”, dijo.

México importa gran parte de los alimentos para satisfacer la demanda alimentaria de los mexicanos, ya que en el país la producción no es suficiente. Importa la tercera parte del maíz que se come en territorio nacional; 50% del trigo que se consume; el 80% del arroz; y entre 30 y 50% del frijol, así como poco más de 30% de la leche en polvo que demanda la población.

De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés) en el país se producen 21 millones de toneladas de maíz al año y se importan entre 10 millones a 11 millones de toneladas.

Ante la devaluación del peso frente al dólar, el gobierno federal analiza las acciones de política pública que podría adoptar próximamente para que no impacte el precio de los alimentos y la canasta básica.

Los motivos de los industriales

En 2015, el dilema que vivieron los industriales ante el alza del dólar fue trasladar, o no, el costo al consumidor o absorber el costo. “La razón por las que las empresas no han querido elevar los precios directamente se debe a la debilidad del mercado, pues saben que pudiera tener un efecto adverso en sus ventas”, señaló Leticia Armenta, Directora del Centro de Análisis Económico del Tecnológico de Monterrey.

De acuerdo con Armenta, las razones por las que no se ha trasladado el costo al consumidor es por la diminución en las tarifas eléctricas y del precio de la gasolina, algo que tradicionalmente aumentaba, “costos importantes para que las empresas mantengan los precios”, señaló.

 

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo