Padecen a ambulantes en el Centro; acusan inacción del GDF

Comerciantes establecidos de la calle Manuel Doblado han presentado una propuesta de reordenamiento, pero ha sido ignorada por autoridades

Por Israel Zamarrón

Cambió la estructura en la Secretaría de Gobierno del Distrito Federal y en la delegación Cuauhtémoc y los comerciantes establecidos de Manuel Doblado, entre Joaquín Herrera y Lecumberri, en el Centro Histórico, siguen padeciendo desde hace un año la presencia de vendedores ambulantes.

Desde enero de 2015, por lo menos, los formales han sufrido de parte de los ambulantes extorsiones, robo de farderos, cobro de piso para no colocar puestos semifijos frente a sus locales, pérdida en sus ganancias de hasta el 70% e intimidaciones del grupo de golpeadores de Los Jaimes.

En ese entonces la Secretaría de Gobierno era ocupada por Héctor Serrano -hoy secretario de Movilidad- y la coordinación general de Reordenamiento de la Vía Pública del Centro Histórico por Jesús Romero, conocido por regentear a ambulantes del primer cuadro de la Ciudad.

Hoy esos cargos son ocupados por Patricia Mercado y Javier Vallejos, respectivamente, y la demanda de los comerciantes formales, que pagan impuestos, no ha sido atendida, pese a que se trata de una petición añeja que ha transitado entre la delegación y el GDF sin ver solución alguna.

En junio del año pasado, el entonces Coordinador de Vía Pública, Jesús Romero, se comprometió con los comerciantes establecidos a retirar a los ambulantes, pero lejos de que eso ocurriera, incluso se balizó la calle tiempo después y el funcionario dejó el cargo en septiembre sin dar solución.

Con el sustituto, Javier Vallejos Dellaluna, las cosas no han sido diferentes, pues relataron los comerciantes establecidos a Publimetro, el funcionario se comprometió, como su antecesor, retirar a los ambulantes de Manuel Doblado, lo cual no ha ocurrido.

El vocero de los afectados, que pidió el anonimato por seguridad, relató que la llegada de los ambulantes aumentó el clima de inseguridad en la zona y que incluso las estructuras semifijas bloquean el acceso a una escuela primaria, por lo que la Protección Civil se ve vulnerada.

Peregrinar

Al no encontrar respuesta positiva a su demanda, los comerciantes establecidos de Manuel Doblado, entre Joaquín Herrera y Lecumberri, han buscado otras instancias, esta vez del Gobierno federal como la Secretaría de Gobernación, la de Hacienda e incluso Presidencia.

En agosto de 2015 pidieron a Presidencia una mesa de trabajo entre la delegación Cuauhtémoc, el GDF y el Gobierno federal, para el reordenamiento del comercio en el Centro Histórico y una solución a la práctica de entrega de calles a líderes de ambulantes, pero ésta no se ha realizado.

De acuerdo con el vocero, la nueva gestión de Patricia Mercado en la Secretaría de Gobierno local no ha hecho más que la de Héctor Serrano, pues, acusaron, les han negado la atención; la intención es exponer la problemática que enfrentan y presentar una propuesta de solución, pero no hay avance.

Y lo mismo ocurre con la administración del Ricardo Monreal en Cuauhtémoc, acusan, pues pese al compromiso del delegado de reordenar el comercio informal, la calle de Manuel Doblado no ha sido una prioridad.

¿Qué proponen?

La Secretaría de Desarrollo Económico y el Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF-DF) documentaron la necesidad de crear un nuevo esquema de convivencia entre los establecidos y los ambulantes, incluso por parte de los primeros surgió una propuesta para rehabilitar la calle y reordenar el comercio informal para garantizar un clima de competitividad.

La propuesta, hasta ahora ignorada por las autoridades capitalinas, consiste en cerrar la circulación vial en la calle de Manuel Doblado –donde el flujo vehicular es mínimo- y colocar al centro a los comerciantes ambulantes con locales semifijos y más reducidos, para que así se liberen las banquetas, donde se registran asaltos con y sin violencia a locatarios y clientes.

La idea surgió de los propios comerciantes establecidos, quienes al mes erogan hasta 25 mil pesos en el pago de impuestos y quienes están desesperados por la situación que padecen, tolerada desde la Secretaría de Gobierno y la delegación Cuauhtémoc, acusan.

Loading...
Revisa el siguiente artículo