Putin “probablemente” habría aprobado asesinato de exespía

El gobierno ruso lamentó que el tema se haya politizado y afecte las relaciones entre Moscú y Londres

Por Notimex

Una investigación pública británica arrojó hoy que el presidente ruso Vladimir Putin “probablemente aprobó” el asesinato del exagente de la KGB, Alexander Litvinenko, envenenado en esta ciudad con polonio radiactivo en una taza de té.

El asesinato, en 2006, fue orquestado desde lo más alto de los servicios de inteligencia rusos (FSB antes KGB), encabezados por Nikolai Patrushev.

El juez británico Robert Owen, quien encabezó la investigación, reveló este jueves el informe de 326 páginas tras su indagación de seis meses en la que fueron citados a declarar cientos de testigos.

El exagente de la KGB, de 43 años de edad, murió tres semanas después de tomar un té contaminado con polonio-210 en noviembre de 2006 en un lujoso hotel del centro de esta ciudad. 

El exespía ruso se encontraba acompañado de Andrei Lugovoi y Dmitri Kovtun, excolegas de Litvinenko, quienes después de haber contaminado la bebida volvieron a Rusia. 

Actualmente Kovtun es un conocido empresario, mientras que Lugovoi tiene un escaño en la Duma (parlamento ruso).

La investigación indica que hubo dos intentos de envenenamiento de Litvinenko, un fuerte crítico de Putin, razón por la cual huyó de Rusia y pidió asilo político en 2000.

La viuda del exespia, Marina Litvinenko, quien encabezó una campaña de ocho años para lograr justicia, demandó hoy más sanciones económicas contra Rusia y la prohibición de viajar contra el presidente Putin y Patrushev. 

“Estoy satisfecha de que las palabras de mi esposo antes de morir cuando acusó al señor Putin de su asesinato han sido constatadas en una corte inglesa con los estandares más altos de independencia y justicia”, señaló en las afueras de la Corte.

La parte acusatoria ha señalado que Litvinenko sufrió una muerte lenta y dolorosa. Su caso es considerado de gravedad porque involucra el asesinato premeditado de un sujeto británico en las calles de Londres, probablemente instruido por un gobierno extranjero.

En julio de 2014 la ministra británica del Interior Theresa May, instruyó que se abriera un proceso judicial público para saber quiénes fueron responsables de la muerte de Litvinenko.

GOBIERNO RUSO LAMENTA POLITIZACIÓN DEL CASO

El gobierno de Rusia lamentó hoy que el caso sobre la muerte del exagente Alexandr Litvinenko se haya politizado y además empañado todo el ambiente general de las relaciones entre Moscú y Londres.

La portavoz oficial del Ministerio de Relaciones Exteriores, María Zajárova, señaló en un comunicado, que el lanzamiento de una investigación pública sobre la muerte de Litvinenko, fue sin duda una motivación política.

Zajárova condenó el proceso al afirmar que carecía de transparencia, porque la mayoría de la información sobre la muerte del exagente se mantuvo en secreto, reportó el sitio de noticias Sputnik.

Horas antes, según la investigación pública británica sobre el caso del exagente, el presidente ruso, Vladimir Putin, “probablemente” aprobó el asesinato de Litvinenko, envenenado con material radiactivo en Londres en 2006.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo