Los que pudieron entrevistar a El Chapo y no lo hicieron

Gerardo Reyes, de Univisión; Alfredo Corchado, de The Dallas Morning News, entre ellos

Por Publimetro

La entrevista que Sean Penn realizó con la cabeza del cartel de la droga de Sinaloa, Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán, para Rolling Stone generó una gran controversia en Estados Unidos y México sobre ética, ley y periodismo.

Se generaron preguntas sobre la aprobación previa al artículo de Penn que Guzmán exigió, la seguridad y el acceso otorgados a Penn por el cartel, el contexto que rodea la guerra contra las drogas en México y muchas más.

En la semana siguiente a la publicación del artículo, por lo menos dos periodistas profesionales han dicho que previamente rechazaron entrevistas con Guzmán debido a estas mismas preocupaciones.

Gerardo Reyes, director de la unidad de investigación en la cadena de televisión en español con sede en Estados Unidos Univision, escribió en The Washington Post que Guzmán expresó en dos ocasiones su interés por una entrevista con el medio, la más reciente después de haberse escapado de prisión en julio de 2015.

En 2013, a través de una fuente confidencial, Guzmán aceptó una entrevista en cámara, pero pidió aprobar la historia antes de que saliera al aire.

“En Miami, discutimos la oferta de Guzmán y rápidamente llegamos a la conclusión de que no podíamos someter nuestro trabajo a revisiones por parte del sujeto de nuestro reportaje”, dijo Reyes.

Alfredo Corchado, jefe de la oficina en Ciudad de México del Dallas Morning News, dijo lo siguiente a The Washington Post: “cuando usted no está realmente desafiando a la persona y ha acordado someter la historia para su aprobación, suena más como entretenimiento de Hollywood […] No está a la par con el sacrificio de muchos de mis colegas en México y en todo el mundo que han perdido la vida luchando la censura”.

En una entrevista con Charlie Rose de CBS, que se emitió el 17 de enero, Penn habló del acuerdo previo: “Y si él decía que no, eso no haría ningún daño, no haría falta a ningún lector”. Rose preguntó: “¿nunca se hubiera publicado?”. A lo que Penn respondió: “nunca se hubiera impreso”.

Garza y ​​otros periodistas compararon la experiencia de Penn con la de los periodistas mexicanos que viven y trabajan para cubrir la guerra contra las drogas diariamente.

Garza, becario del ICFJ Knight International Journalism que supervisa un proyecto de mapeo de los ataques contra periodistas en México, explicó que Penn estaba protegido por personas que “hacen que sea peligroso para cualquier otro periodista cubrir los escondites de El Chapo”.

Editores y periodistas en las redacciones de todo México tienen en consideración estos peligros al momento de decidir sobre la forma de cubrir la guerra contra las drogas.

En una reciente entrevista para “On the Media”, el periodista Raymundo Riva Palacio le dijo al anfitrión Bob Garfield por qué declinó una oferta para entrevistar a Guzmán en 2008, mientras trabajaba como jefe de redacción en uno de los periódicos más importantes de México, El Universal.

“En primer lugar, dije inmediatamente, no sabíamos si era una trampa. La seguridad de la periodista, no la podíamos garantizar. Debido a que esta periodistas era un gran reportera que en el pasado ya había sido amenazada por los traficantes de drogas, jefes de la droga”, dijo Riva Palacio, exbecario Nieman en Harvard, quien ahora es el editor de Eje Central, un portal de noticias con sede Ciudad de México.

La oportunidad de entrevistar a ‘El Chapo’ se produjo en un momento en que los carteles de la droga estaban involucrados en graves conflictos, explicó Riva Palacio. Como editor, él no quería que la periodista hubiera quedado atrapada en esas batallas.

Él dijo lo siguiente cuando se le preguntó acerca de los consideraciones éticas y el riesgo de ser utilizado para los objetivos de gente poderosa: “Básicamente, si quieren hablar con nosotros es porque quieren enviar un mensaje.”

LEE LA NOTA COMPLETA AQUI 

Loading...
Revisa el siguiente artículo