Temixco, entre la disputa política y la lucha de cárteles

El asesinato de la alcaldesa Gisela Mota reveló la lucha política por el gobierno de ese municipio morelense y la batalla entre Los Rojos y Guerreros Unidos por la plaza

Por La Silla Rota

El asesinato de la alcaldesa de Temixco, Gisela Mota, horas después de asumir el cargo, reveló la disputa por el control político del municipio y el acecho de los cárteles del narcotráfico contra las autoridades locales.

Durante casi tres semanas, se dio una lucha de poder en el cabildo para que no asumiera el cargo la alcaldesa suplente, Irma Camacho, a pesar de una sentencia del Tribunal Estatal Electoral (TEE) de Morelos.

El martes, en una sesión privada y con siete regidores, Irma Camacho fue declarada presidenta municipal, y sólo se espera el fallo del tribunal para determinar la validez del acto.

Además de la querella política entre las corrientes que simpatizan con Gisela Mota e Irma Camacho, los habitantes de Temixco sufren los embates entre los cárteles de Los Rojos y Guerreros Unidos por el control del municipio, el cual es un enclave esencial en el corredor de drogas Acapulco-Cuernavaca. Estos grupos han dejado sangre y muerte en el municipio.

Dos móviles

Desde el ataque en que perdiera la vida Gisela Mota, el 2 de enero, las autoridades de Morelos sostienen como único móvil del crimen una represalia de Los Rojos. Sin embargo, el móvil político comienza a tomar fuerza en el caso, aunque el narco es la más visible.

Temixco es un paso obligado para llegar de Morelos a Guerrero y viceversa; es uno de los municipios del llamado corredor de drogas Acapulco-Cuernavaca, por lo que su control es estratégico para Los Rojos y Guerreros Unidos, por los que ambos grupos buscan la hegemonía en ese municipio.

El 2 de enero de 2016, un comando armado ingresó al domicilio de la alcaldesa Gisela Mota en la colonia Pueblo Viejo, y frente a la familia le dispararon con armas de fuego en cuatro ocasiones en la cabeza.

Ese día fueron detenidas tres personas relacionadas con el homicidio. Graco Ramírez, gobernador de Morelos, responsabilizó a Los Rojos de la muerte de la alcaldesa.

El mandatario aseguró que Santiago Mazari, “El Carrete”, líder de Los Rojos, habría ordenado el asesinato, ya que su grupo delictivo mantiene una disputa en Temixco con los Guerreros Unidos por el control de la plaza.

Por su parte, Alberto Capella, comisionado estatal de Seguridad Pública, confirmó que Gisela Mota fue ejecutada por Los Rojos al negarse a pactar con ellos.

Checa la nota completa en La Silla Rota.

Ve también

Kate del Castillo recibió amenazas y tiene mucho miedo: Lydia Cacho

Mancera inaugura Línea 6 del Metrobús

El equipo de abogados del “Chapo” que lucha contra la extradición

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo