México, polo atractivo para las inversiones: Sabadell

Por Mario Mendoza Rojas

La economía mexicana es un lugar atractivo para las inversiones y negocios relacionados al sector bancario; muestra estabilidad, inflación baja, solidez macroeconómica, consumo y actividad importante en la industria, el desarrollo de infraestructura y proyectos de energía.

Tal escenario permite al país enfrentar la volatilidad financiera provocada por el encarecimiento del dólar, la caída de precio del petróleo y la incertidumbre sobre el desempeño de la economía global, señaló el director general del banco Sabadell México, Francesc Noguera Gil.

Al presentar un informe sobre el inicio formal de operaciones en nuestro país, el directivo señaló que la apuesta de la institución que representa –de origen español– es de largo plazo y, prueba de ello, es la meta de colocar en nuestro país 71 mil millones de pesos en créditos cuatro años.

“México reporta una mejor situación que otras economía emergentes; vemos actividad económica, inflación controlada y fundamentales macroeconómicos sólidos; tiene una buena relación comercial con Estados Unidos y es parte del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLC). 

Así que la cotización del dólar, China o la caída del petróleo no afecta nuestra percepción de que es un buen lugar para invertir a largo plazo. Sólo hay que ser cautos ante dichos factores”, dijo Noguera Guil.

Cifras clave

Al hacer un balance sobre los primeros resultados que arrojan las operaciones de Sabadell en nuestro país, la institución reportó que:

• Cuenta con alrededor de 70 clientes en México, de los cuales el 83% es mexicano y el 17% es de origen español.

• Colocó mil 100 millones de dólares en sectores como el automotriz, agroindustria, turismo, infraestructura y energía.  

• Para  2016, la institución prevé consolidar una cartera de crédito corporativa de mil 500 millones de dólares; mientras que en banca para empresas, la cifra alcanzaría tres mil millones de pesos. 

• En el rubro de atención al público, el objetivo es captar el perfil de hogares con ingresos superiores a los 35 mil pesos mensuales, totalmente abiertos a la adopción tecnológica y que prefieren usar medios de pagos digitales, por lo que no tienen prevista la apertura de sucursales o cajeros automáticos.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo