Hace tres meses Pumabus atropelló a dos; la aseguradora aún no paga

Una de ls víctimas perdió una pierna y en la otra sufrió heridas que aún no sanan

Por Letra roja

Al cumplirse tres meses de que un autobús de la UNAM atropellara a dos estudiantes de la máxima casa de estudios, la aseguradora Quálitas no asume su total responsabilidad y ofreció a familiares de Lucio Rivera Santiago -quien perdió una pierna- un millón de pesos como reparación de daños. Luego de este ofrecimiento, la familia interpondrá la denuncia correspondiente la siguiente semana, para que sea un juez en materia civil quien decida el monto que debe pagar la aseguradora por los daños irreparables que causó el accidente a Lucio.

Así lo denunció a Letra Roja, Eduardo Rivera Santiago, hermano de Lucio Rivera quien por el accidente ocurrido en Ciudad Universitaria, perdió una pierna y en la otra sufrió serias heridas que no han podido sanar por lo que deberá someterse a rehabilitación para ver si puede caminar o de lo contrario tendrá que utilizar aparatos especiales.

Indicó que el martes pasado se reunieron con Mónica González Contró, Abogada General de la UNAM quien les “recomendó” que ya aceptaran la oferta que la aseguradora “Quálitas” les hace, “nos dijo que ya aceptáramos el millón de pesos que nos ofrecen”.

Lee CHOFER DE LA UNIDAD NUNCA PISÓ LA CARCEL

No obstante Eduardo afirma que desde el día de los hechos, (23 de octubre de 2015) la aseguradora se mostró renuente a pagar por los daños.

“Estábamos tratando de llegar a un acuerdo para no llegar a juicio pero lamentablemente no avanzaron las negociaciones, ellos en un principio querían darnos 600 mil pesos, luego 700 mil. Luego nos dijeron que nos darían millón y la ultima oferta fue de un millón 100 mil”, por lo que la familia ya decidió que demandara a la aseguradora.

Y es que precisa que tan solo la prótesis para Lucio costara medio millón de pesos, sin tomar en cuenta el costo de la rehabilitación, trasporte y comida”.

Además, -señala Eduardo- desde el accidente y hasta el día de hoy, la aseguradora no ha pagado ni un quinto por la hospitalización de mi hermano. “Eso sin tomar en cuenta que vivimos en una unidad habitacional de la Colonia Cerro de la Estrella, en Iztapalapa, en un cuarto piso, por lo que tendremos que cambiarnos de domicilio, ya que mi hermano no podrá subir cuatro pisos”.

Para nosotros, la familia –asegura- ha sido un proceso muy sido doloroso, “no te lo imaginas, no piensas que algo así le pasa a la familiar y menos en un lugar que se supone es seguro como Ciudad Universitaria”.

LA NOTA COMPLETA AQUI

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo