Por ahorrar, acabaron envenenando a la gente de Flint, Michigan

La alcaldesa ha alertado del problema que cumple ya dos años; hay niños y adultos con plomo en la sangre, Obama ya declaro estado de emergencia y la guardia nacional reparte agua potable; piden renuncie el gobernador

Por AP

La alcaldesa de Flint, Michigan, viajó a Washington con esperanzas de reunirse con funcionarios del gobierno presidente Barack Obama para analizar la crisis de agua en su ciudad.

La alcaldesa Karen Weaver se sumó a campaña presidencial de Hillary Clinton en una teleconferencia el martes y dijo que Obama “tiene que escuchar personalmente lo que está sucediendo en Flint”.

Agua corrosiva del río Flint ha hecho que el plomo de tuberías viejas se filtrara en el suministro de agua a las viviendas. Un administrador de emergencias nombrado por el estado aprobó el cambio del sistema de abastecimiento de agua de Detroit al río Flint para ahorrar dinero en 2014, pero análisis más tarde mostraron altos niveles de plomo en la sangre de algunos niños en Flint.

Se han detectado altos niveles de plomo. La sangre de algunos niños ha resultado positiva a la presencia de plomo, una potente neurotoxina vinculada a trastornos de aprendizaje, bajo coeficiente intelectual y problemas de comportamiento.

Flint regresó al sistema de abastecimiento de Detroit, pero muchos residentes están dependiendo de agua embotellada.

El sábado finalmente, Obama firmó una declaración de emergencia que pudiera dar a Flint hasta cinco millones de dólares en fondos federales.

Pero el asunto no es reciente, viene desde 2014, producto de una intención de ahorrar en el sistema de distribución de agua, donde el gobernador habría autorizado utilizar un sistema con tubería vieja y corroída que ha envenenado el río y el agua que llega a las casas.

Un panel asesor del gobernador de Michigan recomendó a la semapenas la pasada , algunas medidas que debe tomar el estado para restablecer el suministro de agua potable confiable a la ciudad de Flint, incluida la contratación de un tercero imparcial que certifique que el sistema esté libre de plomo.

Las recomendaciones fueron efectuadas un día después de que la Agencia de Protección Ambiental (EPA por sus iniciales en inglés) dijo al estado y a la ciudad que los esfuerzos que ambos han realizado hasta ahora habían fracasado. La agencia les ordenó proteger la salud pública y actuar para garantizar que el sistema de agua deFlint sea seguro.

El panel asesor del gobernador Rick Snyder, llamado Fuerza Especial Asesora para el Agua de Flint, dijo que sus recomendaciones eran más detalladas y amplias de lo que la EPA ordenó.

Se han detectado altos niveles de plomo en el agua potable de Flint desde que funcionarios decidieron dejar de utilizar el suministro del sistema municipal de Detroit y comenzaron a extraer agua del río Flint en abril de 2014 como una medida de reducción de costos. La sangre de algunos niños ha resultado positiva a la presencia de plomo, una potente neurotoxina vinculada a trastornos de aprendizaje, bajo coeficiente intelectual y problemas de comportamiento.

Las recomendaciones del panel incluyen trabajar con personal de la EPA en torno a un programa integral de muestreo en busca de plomo y buscar ayuda de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades con el fin de evaluar una epidemia de legionelosis y su causa.

“Para atender tanto los problemas técnicos que enfrenta Flint, como los problemas de confianza del público, creemos que es imperativo tener involucrados a la gente y organizaciones apropiadas”, dijo Chris Kolb, copresidente del panel asesor. “Hasta que se comience a construir la confianza pública, esta crisis continuará”.

TRES RENUNCIAS

Una directora regional de la EPA renunció el jueves en relación a la crisis de agua potable, el mismo día que la directora de la agencia emitió una orden de emergencia en la que exigía a funcionarios del estado y de la ciudad que tomen acciones para proteger la salud pública.

La EPA dijo que Susan Hedman, jefa de la oficina regional de la agencia en Chicago, cuya jurisdicción incluye Michigan, renunciará formalmente el 1 de febrero para que la EPA pudiera enfocarse “solamente en la restauración del agua potable de Flint”.

Esta es la tercer renuncia derivada del escándalo de agua en Flint, pero la alcaldesa insiste en que quien debe renunciar es el gobernador Rick Snyder. Activistas alrededor del país, entre ellos la cantante Cher y el cineasta Michael Moore, se han declarado en el mismosentido.

 

ENTRA LA GUARDIA NACIONAL

El gobernador de Michigan Rick Snyder activó la Guardia Nacional para que ayude a distribuir agua embotellada y filtros en una ciudad que está enfrentando una crisis de agua potable.

Su orden ejecutiva tiene como objetivo llegar a más residentes en Flint. La crisis ocurre después de que autoridades sanitarias estatales confirmaron niveles elevados de plomo en la sangre de niños.

Voluntarios y policías han estado entregando puerta por puerta agua embotellada, filtros y accesorios para medir niveles de plomo.

Snyder señaló el lunes que la situación del agua es una “crisis” y la semana pasada declaró un estado de emergencia.

Aunque gran parte de la responsabilidad ha sido adjudicada al gobernador Rick Snyder y a funcionarios estatales, en especial del Departamento de Calidad del Medio Ambiente, algunos han culpado a la oficina de la Región 5 de la EPA por no actuar más enérgicamente.

La orden emitida el jueves reconoce que el estado le notificó a las autoridades de la agencia ambiental en abril de 2015 que Flint no estaba tratando el agua del río con aditivos para prevenir la corrosión en la tubería. Dice que en los meses siguientes Hedman y otros en la oficina regional de la EPA expresaron su preocupación por ello a funcionarios estatales y municipales. Pero no fue sino hasta el 16 de octubre cuando la agencia estableció un equipo especial para proporcionar ayuda técnica, el mismo día en que Flint volvió a recibir el agua a partir del sistema de Detroit.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo