"Cazan radares y cámaras también para detectar fallas"

El líder de Morena en la ALDF asegura que hay aparatos que se disparan solos y levantan la sospecha de multas fantasma

Por Israel Zamarrón

Los automovilistas de la Ciudad de México se organizan para detectar cámaras de fotomultas y radares de velocidad no sólo para conocer y compartir su ubicación, sino también para denunciar las fallas que presentan los dispositivos tecnológicos, lo cual levanta sospechas sobre infracciones fantasma.

Así lo consideró el líder del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) en la Asamblea Legislativa (ALDF), César Cravioto, luego de que Publimetro reveló el 13 de enero que la Secretaría de Seguridad Pública (SSP-DF) reservó la ubicación de los aparatos.

El 14 de enero este diario dio a conocer que en respuesta, en páginas de internet, redes sociales y aplicación para teléfonos inteligentes se conformaron grupos de ciudadanos cuyo fin es cazar radares y cámaras y compartir la ubicación exacta.

TE RECOMENDAMOS

Reserva SSP-DF ubicación de radares y cámaras para fotomultas

Capitalinos ‘cazan’ radares y cámaras de fotomultas en el DF

No se puede criminalizar ni atacar a grupos antirradares: Mancera

Automovilistas acusan fotomultas masivas para ‘cumplir cuota’

VIDEO: Fotomultas “se disparan” solas en avenida Universidad

Al respecto, el Jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, dijo el 19 de enero que no se puede criminalizar ni atacar a estos grupos de caza radares y cámaras, pues incluso compartir la ubicación de los aparatos puede ayudar a que se cumpla con el Reglamento de Tránsito.

El coordinador de los diputados de Morena consideró que los ciudadanos también se organizan para detectar fallas en los aparatos como en Eje 6 y Avenida Universidad o en Congreso de la Unión y Eje 3 Sur, donde las cámaras se disparan sin que circulen autos.

“Lo que está sucediendo es que los capitalinos se están organizando ante la arbitrariedad de la autoridad. Los capitalinos están empezando a descubrir las irregularidades de estas cámaras”, dijo Cravioto Romero en conferencia de prensa.

Y agregó: “ya vemos en redes sociales cómo ya se están ubicando (los aparatos). Por ejemplo en Eje 6 y Universidad hay una cámara (que se) dispara cada 10 segundos, no importando si pasa coche o no, o si pasa a 20 kilómetros por hora, a 50 o a 70”.

Empresa gana

Los aparatos tecnológicos para detectar infracciones son operados por una empresa particular, en el caso de las fotomultas es Autotraffic, quien se lleva de ganancia el 46% de cada multa pagada por los automovilistas en un contrate hasta 2017.

Este ha sido uno de los puntos más criticados del nuevo Reglamento; el líder de los diputados de Morena pidió incluso a la SSP-DF cancelar el contrato y aplicar las disposiciones viales con agentes de tránsito.

“Es peor la sanción que se le está aplicando a todos los capitalinos con multas fantasma y que la mitad de los recursos se vayan a una empresa privada a que se cancele el contrato (con Autotraffic)”, consideró.

Al reservar la ubicación de los radares de velocidad y cámaras de fotomultas, la SSP-DF argumentó que la divulgación de estos datos “pondría en riesgo el adecuado desarrollo de las actividades de verificación sobre el cumplimiento” del Reglamento y serían objeto de ataques.

Al hacer del conocimiento público esta información, enfatizó, “podría ser utilizada para evadir los dispositivos de velocidad y de fotomultas, utilizando vías alternas en las que no se respete lo establecido en el reglamento de tránsito, lo que pondría en riesgo a terceros y se alteraría la paz y el orden en las vialidades”.

De acuerdo con la propia SSP-DF, las violaciones al reglamento vial de la Ciudad de México que son detectables por las fotomultas son: invasión del paso peatonal o cebra; no respetar la luz del semáforo; dar vuelta prohibida; la invasión de carriles confinados, ciclovías o del Metrobús; falta de uso del cinturón de seguridad y el uso de distractores al conducir, como celulares o tabletas.

Además, los automovilistas que se rehusan a acatar las disposiciones del nuevo Reglamento de Tránsito, que fue diseñado bajo una Visión Cero, es decir, reducir al mínimo las lesiones y muertes por accidentes viales, pueden recurrir a otras tecnologías.

Antirradares

En el portal de compraventa Mercado Libre, es posible adquirir sistemas para detectar radares de velocidad y cámaras de fotomultas desde los 400 a los mil 400 pesos, dependiendo el modelo y la capacidad de detección del producto.

Bajo la búsqueda de “no más multas! detector de cámaras y radar de velocidad!”, dicho portal arroja los distintos modelos de los sistemas; por ejemplo hay un aparato de 666 pesos que de doble haz de luz que permite detectar un radar con 60 metros de anticipación y capacidad de respuesta de un milisegundo.

Sin embargo, de acuerdo con el Reglamento de Tránsito del Distrito Federal, su uso es ilegal y está castigado: el artículo 43 de dicho ordenamiento, en su fracción IV, indica que está prohibido instalar en los vehículos motorizados “sistemas antirradares o detectores de radares de velocidad”.

La multa que implica esta infracción es de 40 a 50 veces la Unidad de Cuenta de la Ciudad de México, que equivale a 71.68 pesos; es decir, el monto que pagarán quienes porten sistemas de detección de radares y cámaras es va de los dos mil 867 a los tres mil 584 pesos.

Loading...
Revisa el siguiente artículo