"Chambitas en casa", riesgo de robos, accidentes y pérdidas

Por Mario Mendoza Rojas

via GIPHY

via GIPHY

Contratar al señor de la esquina o a desconocidos pra hacer “chambitas” de plomería,  pintura, albañilería, electricidad, jardinería o remodelaciones representa un riesgo de inseguridad, robos, accidentes, costos desproporcionados y mala calidad del servicio solicitado.  

La Asociación Mexicana de Especialistas en Remodelación y Mejoras (Amermac) advirtió informó que 90% de dichas tareas son realizadas a través de personas que trabajan en la informalidad, lo cual abre la puerta a una serie de problemas que pueden terminar en un ataque de la delincuencia. 

Aumentan los riesgos

Antonio Irurita, presidente de la Amermac, señaló que aunque no hay cifras sobre las pérdidas que esto puede representar, debido a que dichas tareas se pactan mediante acuerdos o negociaciones de palabra, refirió que el riesgo ha ido en aumento.

Indicó que una reparación mal realizada representa un doble gasto para las familias que se ven obligadas a recontratar a un nuevo albañil, electricista o plomero, para solucionar el problema inicial y las posibles averías ocasionadas por personas que carecen de los conocimientos necesarios en dichas materias.

Por tal motivo, apuntó, la organización –a su cargo– trabaja en un proceso de certificación que valide las habilidades de los trabajadores de la construcción y aquellos especializados –como los plomeros y electricistas– con el objetivo de ofrecer mayor certeza a las familias.

¿Qué debo hacer?

El dirigente de la Amermac recomendó al público: 

• Contratar alguien que tenga referencias comprobadas de su trabajo, pues la mayoría de los trabajadores de este sector son informales o improvisados.

• Establecer o definir con claridad el tipo de trabajo a realizar y las reglas mínimas para realizarlo: procedimientos, tiempo de entrega y uso de materiales, con el fin de evitar sobre costos. .

• Definir –junto con la persona contratada– los horarios específicos de trabajo para evitar que prolonguen la jornada o sorprendan llegando en otros horarios a la vivienda.

• En ningún caso dar anticipos, sobre todo cuando se trate de un trabajo de remodelación o ampliación que se llevará varios días, debido a que esto puede provocar que las personas simplemente ya no se presenten al día siguiente y defrauden a los contratantes.

• Durante una ampliación o trabajos de pintura, electricidad o plomería entre otros, guardar los objetos de valor y evitar dejar a la vista artículos como relojes, teléfonos celulares, gadgets u otras pertenencias que se pueden esconder en los bolsillos o la bolsa de herramientas.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo