Artistas Asesinos, de pandilleros a sicarios

Por La Silla Rota

Para enfrentar al   Cártel de Juárez , de la familia Carillo Fuentes, el   Cártel de Sinaloa   reclutó como su brazo armado en Chihuahua a una pequeña organización criminal llamada “Gente Nueva”, así como a las pandillas de “Los Mexicles” y “ Los Artistas Asesinos ” o “Doblados”.

 

Las principales actividades de las pandillas son la ejecución de los rivales, operaciones de narcomenudeo, tareas de vigilancia (conocido como “halconeo”) y secuestro. Una parte de ellas son dirigidas desde penales de Aquiles Serdán y El Paso.

 

En 2002, Jorge Ernesto Sáenz, “El Dream”, un joven de la colonia Morelos II, ingresó a la cárcel por el homicidio de un policía municipal, ahí conoció a Éder Ángel Martínez Reyna, “El Saik”, originario del fraccionamiento Villas de Salvácar, ambos poseían talento para el dibujo y el grafiti. Intentaron fugarse de la prisión.

 

“El Saik” ganó un concurso nacional de pintura en el que participaron cientos de reos del país, de ahí surgió el nombre de la pandilla: “Los Artistas Asesinos”.

 

En la lucha contra los cárteles de la droga, éstos han encontrado en las pandillas una fuente para suplir sus bajas. Cuando un cártel subcontrata a la pandilla provee a sus miembros de armas. Quienes antes se reunían para escuchar música y en busca de la identidad, se convirtieron en sicarios.

 

Las pandillas buscan sumar a sus filas a menores de edad, ya que no son arrestados por la policía, lo que los hace ideales en el robo a viviendas, como halcones o estacas.

Lee la nota completa en La Silla Rota 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo