"Estar cerca de la muerte me hizo valorar la vida": Sergio Corona

Por Notimex

El primer actor, Sergio Corona, dijo que luego de que ha estado cerca de la muerte valora mucho la vida, y que cuando fallezca desea que parte de sus cenizas se queden en Pachuca, Hidalgo.

Expresó que aunque siempre ha tratado de tener un razonamiento objetivo, “si por alguna circunstancia, la única manera de continuar en este mundo es en un asilo, lo aceptaría. Si me encierran con Maribel Guardia, revivo”, dijo en tono de broma.

“He estado cerca de la muerte, pues tuve un accidente en el que me di un golpe con una trabe de concreto, y tuvieron que operarme de la cabeza, ya que se me hizo un coágulo terrible”, declaró en entrevista.

“La verdad estuve muy cerca, no de morir, pero sí de un peligro muy fuerte”, añadió el comediante quien cuenta con un marcapasos desde hace ocho años, luego de padecer arritmia cardiaca.

A pesar de la colocación de ese aparato, platicó que ha seguido jugando golf, y que ha tenido mucho trabajo, incluso el de confesar al personaje “Chavelita”, del extinto programa “La casa de la risa”.

Actualmente Corona es parte del elenco fijo del show televisivo “Como dice el dicho”, vende pastes en Pachuca y convive con su familia: esposa, nietos e hija.

“Yo ya no considero que lo que hago en mi vida son sacrificios, para nada, lo que hago son esfuerzos”, expresó el histrión, quien dio a conocer que ya hizo su testamento para evitar provocar angustias a su familia.

Contó que algo que ha aprendido en Hidalgo, en una población donde vivió dos años y medio, fue a no tenerle miedo al esfuerzo.

Es por eso que “cuando acepto y me tengo que levantar a las 10 de la mañana o que hay que trabajar a las cuatro de la mañana y luego tener un llamado a las nueve del día siguiente, lo hago con gusto y cariño”, subrayó.

Dijo que no le tiene miedo a la muerte, excepto si ésta es provocada por algún acto vandálico. “Si me asaltan y me sacan una pistola me voy a espantar, no lo busco, ni pretendo, ni deseo, pero si por la edad, por la situación o alguna enfermedad me lo provoque (la muerte) me tendré que enfrentar a eso”, puntualizó.

Finalmente, compartió que en la ciudad de Pachuca le pusieron su nombre a un jardín, lugar en el que le gustaría que estuvieran parte de sus cenizas.

“Está afuera del teatro del estado, es una glorieta muy bonita, con mi rostro ahí y plantitas. Ya le dije a mi esposa que cuando ya no esté, parte de mis cenizas las distribuyan ahí y que pongan un anuncio de ‘prohibido orinar aquí’, a los perros”, concluyó con buen humor.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo