PAN, sin simulaciones y listo para ‪el 5 de junio

Por DAVID OLIVO ARRIETA
PAN, sin simulaciones y listo para ‪el 5 de junio

Hace seis años, el Partido Acción Nacional (PAN) tuvo la visión y voluntad de concretar una gran alianza para ganar gubernaturas en poder del PRI.

La misión, nada fácil, convencer al Sol Azteca de competir juntos para derrotar a un Revolucionario Institucional incrustado en el poder y sin el menor ánimo de soltarlo, aunque las urnas ordenaran otra cosa.

‪Este domingo 5 de junio, de los 12 estados que elegirán gobernador, nueve siguen bajo el dominio del tricolor y los restantes tres (Oaxaca, Puebla y Sinaloa) los tiene la oposición, que pudo ganarlos con alianzas políticas.

Los gobiernos que sigue manteniendo bajo su control el PRI y que estarán en disputa son Veracruz, Zacatecas, Durango, Tamaulipas, Chihuahua, Aguascalientes, Hidalgo, Quintana Roo y Tlaxcala.
Acción Nacional tiene claro que, además de retener los gobiernos de Oaxaca, Puebla y Sinaloa, tiene amplias posibilidades de lograr la alternancia en por lo menos tres estados: Durango, Quintana Roo y Veracruz, entidades donde siempre, siempre, ha gobernado el PRI.

Para el PAN, el reto de este 2016 es enorme debido a que en total estarán en disputa mil 635 cargos públicos: 12 gubernaturas, 965 ayuntamientos, 239 diputaciones de mayoría relativa y 149 diputados de representación proporcional.

Acción Nacional sabe que para ganar el mayor número de espacios populares tiene que aplicar la fórmula exitosa, y ya probada en pasados comicios: unidad y apoyar a los mejores aspirantes, a los mejores cuadros. Estos candidatos surgirán con base en el diálogo y la concertación dando un mensaje claro de que es un partido demócrata a diferencia de los candidatos de “unidad” que impulsa el PRI y que no son otra cosa que la resurrección del “dedazo”.

Por ejemplo: en Durango el senador José Rosas Aispuro es la apuesta para alcanzar la alternancia de una vez por todas. Hace seis años se quedó a poco más de 10 mil votos del hoy gobernador Jorge Herrera.

Lo mismo ocurre en Veracruz con el diputado federal Miguel Ángel Yunes Linares, quien también cuenta con un amplio margen de ventaja ante el priismo debido al consenso con el PRD y al hartazgo ciudadano del gobierno encabezado por Javier Duarte.

Para Quintana Roo, el panismo nacional y local sabe que el PRI está fracturado, debido a que ocho de sus integrantes compiten por la candidatura y amenazan con salirse del partido si no son apoyados.

Hasta ayer era el único estado sin “candidato de unidad” tricolor. El PAN podría competir en esta entidad.
En Tlaxcala la carta fuerte de Acción Nacional es la senadora Adriana Dávila, tan es así la confianza en ella que no quiso ir en alianza.

En Chihuahua y en Aguascalientes, el PAN confía en sus militantes y Martín Orozco, quienes han sumado -incluso- el apoyo de sus contrincantes dentro del partido.

Están pendientes los candidatos en Puebla y Sinaloa. En Hidalgo ya se registró como precandidato el ex cantante y ex senador Francisco Xavier, quien ya compitió por la gubernatura en 1999.

Por experiencias pasadas, Acción Nacional sabe que llegar divididos es perder el tiempo y recursos, pues no tendrán posibilidades reales de ganar. Sabe que tiene que llegar unido, en alianza o solo, pero unido, porque no significa otra cosa que fortaleza, un elemento del cual adolecen la mayoría de los 11 “candidatos de unidad” del tricolor y los resultados se verán ‪el próximo domingo 5 de junio.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo