Clinton y Sanders se tunden en último debate previo a New Hampshire

Ambos aspirantes a la candidatura demócrata a la presidencia de EU se enfrentaron en el último debate televisado antes de la importante cita electoral de Nuevo Hampshire

Por Agencias

El precandidato demócrata a la Presidencia de Estados Unidos y autoproclamado socialista Bernie Sanders aseguró hoy, en el último debate televisado antes de la importante cita electoral de Nuevo Hampshire, que Hillary Clinton representa al establishment, mientras que él, a los estadounidenses ordinarios.

“Clinton tiene el apoyo de casi todo el establishment detrás suyo. Clinton representa al establishment, yo represento a los ciudadanos estadounidenses ordinarios”, indicó Sanders en un debate mucho más acalorado que los anteriores, y en el primero que supuso un cara a cara entre los dos principales rivales.

Hasta ahora, en los debates siempre había habido por lo menos un tercer aspirante, el exgobernador de Maryland Martin O’Malley, quien renunció tras los caucus de Iowa del pasado lunes y dejó en la carrera a la nominación del Partido Demócrata únicamente a Clinton y Sanders.

La acusación del senador a la exsecretaria de Estado de Estados Unidos de representar al establishment fue su reacción a las palabras que había pronunciado Clinton unos instantes antes, cuando aseguró sentirse “orgullosa” de tener el apoyo de muchos cargos electos del estado de Vermont.

Vermont es el estado que Sanders representa en el Senado y en el que ha desarrollado toda su carrera política.

“Gente que ha trabajado conmigo y con Sanders termina apoyándome porque saben que yo puedo lograr cosas”, remachó la ex secretaria de Estado, quien recriminó al senador ser “el único” que la caracteriza a ella, “una mujer que trata de llegar a la Casa Blanca”, como parte del establishment.

Los tema álgidos

Ambos hicieron énfasis en sus diferentes posturas sobre la pena capital.

Clinton dijo que está a favor de una pena capital federal, siempre y cuando sea reservada para “delitos particularmente atroces”.

Añadió que le preocupan los sistemas judiciales de muchos estados. Dijo que no les dan a los acusados asesoría adecuada y no logran fijar un elevado estándar para la evidencia. Eso convierte a la aplicación de la pena de muerte en algo desigual e injusto.

Sanders dijo que está de acuerdo en que algunos criminales cometen “actos barbáricos”. Pero aseguró: “En un mundo de tanta violencia y muerte, no creo que el mismo gobierno sea parte de las matanzas”.

Él mismo aseguró que el incremento en la participación electoral ayudará a los demócratas a mantener la Casa Blanca, obtener escaños en el Congreso y ganar más gubernaturas.

Señaló: “Los demócratas ganan cuando hay una mayor participación electoral, cuando la gente está entusiasmada”.

Asegura que los republicanos obtienen la presidencia cuando los votantes están “desmoralizados” y la participación es baja.

Hillary Clinton argumenta que es la candidata más sólida para combatir a los republicanos y espera persuadir a los jóvenes que actualmente respaldan a Sanders a que se cambien de su lado.

Coalición necesaria

 

Sobre su postura de política exterior como presidente, Sander dijo que “no podemos seguir haciéndolo solos. Necesitamos trabajar en una coalición”.

Pero Hillary Clinton dijo que la manera como abordan la política exterior “es gran parte de nuestra entrevista laboral con los votantes”. Dijo que su experiencia como ex secretaria de Estado la pone en otro nivel con respecto a Sanders. Comento: “Sé, por experiencia, que se debe estar listo desde el primer día”.

Sanders dijo que “no está a discusión” que Clinton tiene más experiencia en política exterior, pero los votantes también deben evaluar el criterio de los candidatos.

Propuestas de Sander, muy costosas

 

Hillary Clinton criticó los costos de las propuestas de Sanders y señaló que no quiere “sumergir” al país en otro debate sobre el sistema de salud, y piensa que las universidades deberían ser costeables, no gratuitas.

Sanders, por su parte, comentó que no hay motivo por el que Estados Unidos no deba convertir los servicios de salud en un derecho para las personas, en lugar de un privilegio, y argumentó que Wall Street debería pagar para recortar el costo de las universidades.

El Senador comentó que “la clase media sacó a Wall Street de problemas cuando así lo requirió, ahora es momento que Wall Street ayude a la clase media”.

Añadió que la noción de que “desmantelaría” la ley de cuidado de salud del presidente Barack Obama, es inexacta.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo