Exigen la demolición de un edificio para rescatar el Espacio Escultórico de la UNAM

La estética del espacio escultórico, el cual forma parte de la Universidad Autónoma de México (UNAM) desde 1979 —y cuenta con piezas de los artistas Helen Escobedo, Manuel Felguérez, Mathias Goeritz, Hersúa, Sebastián y Federico Silva— se ve afectada por un nuevo edificio en el campus

Por VICE

La construcción de un edificio en el campus de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) en la Ciudad de México ha causado la indignación de los visitantes del espacio escultórico. Los cuatro pisos superiores del edificio proyectan una sombra sobre el área y también obstruyen la vista de los volcanes que se podían apreciar desde este espacio. Artistas, académicos, estudiantes y miembros de la sociedad civil han creado una comunidad para exigir la demolición de estos pisos.

La estética del espacio escultórico, el cual forma parte de la Universidad Autónoma de México (UNAM) desde 1979 —y cuenta con piezas de los artistas Helen Escobedo, Manuel Felguérez, Mathias Goeritz, Hersúa, Sebastián y Federico Silva— se ve afectada por un nuevo edificio en el campus.

Las personas que visitaban el espacio podían disfrutar de un paisaje en el que resaltaban algunos de los volcanes más grandes del país. Sin embargo, ahora esa vista está obstruida por una construcción que, debido a su altura, proyecta una sombra sobre el espacio escultórico que no coincide con el diseño original de sus creadores.

En una petición publicada por la organización change.org, que ha reunido más de nueve mil firmas hasta el momento, se exige la demolición de los cuatro niveles superiores del nuevo edificio para “restaurar la integridad de la obra artística” argumentando que la vista de los volcanes formaba parte del espacio.

En la petición se señala que existen otros terrenos en el campus y soluciones arquitectónicas para hacer una nueva edificación, que no hubieran resultado en la destrucción del paisaje. También se afirma que la construcción se hizo dentro del territorio que forma parte del área de la reserva ecológica del Pedregal de San Ángel, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Por otro lado, de acuerdo con la Recomendación sobre el paisaje urbano histórico de la Unesco, sólo se considera como daño aquello que atente contra las obras y los inmuebles de la zona protegida —el paisaje no está incluido— y el edificio no daña de forma física las esculturas del espacio de la UNAM.

La Universidad afirmó en un comunicado oficial que la construcción del edificio se hizo siguiendo la regla relacionada al proceso que se llevó a cabo y a pesar de esto, “ha integrado un grupo de trabajo multidisciplinario para analizar la situación”.

El edificio de ocho pisos se construyó por la necesidad de ampliación de la facultad de Ciencias Políticas y Sociales y está integrado por aulas, cubículos de investigadores y oficinas. El aval para la construcción se obtuvo hace tres años y ésta concluyó en el 2015, pero el edificio no ha sido inaugurado.

Lee la nota completa en VICE 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo