Comienza el éxodo de candidatos a contienda presidencial de EU

Un gobernador y una ex ejecutiva tecnológica ya abandoran la lucha

Chris Christie, gobernador de New Jersey, renunció el miércoles a su intento por conseguir la candidatura presidencial republicana un día después de su decepcionante sexto lugar en las elecciones primarias en New Hampshire.

Samantha Smith, portavoz de la campaña, indicó que Christie dio a conocer su decisión al personal en la sede de su campaña en Morristown, New Jersey, el miércoles por la tarde, y realizaba llamadas a donantes y otros partidarios.

Christie dijo el martes por la noche a sus seguidores que se dirigía a casa a New Jersey para “tomarse un respiro”, esperar el conteo final de los resultados de las primarias de New Hampshire y decidir qué haría a continuación. Agregó que se iba del estado “sin remordimientos”, pero en un momento dado habló de su campaña en tiempo pasado y canceló un acto el miércoles en South Carolina, siguiente estado con primarias.

Christie abandonó la contienda el mismo día que Carly Fiorina anunció a través de las redes sociales que ella también renunciaba a sus aspiraciones. La ex directora general de Hewlett-Packard sólo obtuvo 4% de los votos en New Hampshire. Christie terminó con el 7%.

Fiorina abandonó la carrera por la candidatura republicana a la presidencia tras ganar elogios por su destreza en los debates pero pasar apuros para generar una coalición ganadora entre sus rivales de partido.

“Aunque hoy suspendo mi candidatura, continuaré viajando por este país y lucharé por aquellos estadounidenses que se niegan a conformarse con la forma en que están las cosas y un estatus quo que ya no les funciona”, escribió Fiorina en una declaración en Facebook.

“Seguiré sirviendo con el fin de restaurar el gobierno de los ciudadanos para esta gran nación de forma que juntos podamos desarrollar nuestro potencial”, afirmó.

Fiorina, de 61 años, llegó a las tumultuosas primarias republicanas en abril. Se promovió como una persona externa a la política con experiencia en negocios y argumentó que, como la única mujer entre los contendientes republicanos, estaba en mejor posición para enfrentarse a la precandidata demócrata Hillary Clinton, posible nominada de ese partido. Después de una sobresaliente actuación en el primer debate, Fiorina subió al escenario principal y ascendió en las encuestas. Sin embargo, su ímpetu se estancó rápidamente y para finales de año otra vez caía.

Ve también

Votar por Hillary Clinton es votar por la guerra: Assange

15 frases del Papa Francisco que cimbraron a la Iglesia Católica

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo