5 planes en... París

Por Michelle Fridman

Ninguna ciudad le ha podido quitar el trono como Capital del Amor. Quizás el trato de los parisinos –en contraste con el resto de los franceses– no sea precisamente el más amoroso, pero nadie puede negar que en París todo enamora: los sabores, los paisajes, los olores, las historias, el diseño y el arte en cada cosa.

Navega por el Sena
Empieza el día desayunando un delicioso croque monsieur en Le Petit Cler. Luego camina por Les Invalides y Champs Elysées hasta llegar a Trocadero para tomar desde ahí un crucero por el Sena. Observarás algunos de los sitios emblemáticos de la ciudad como Notre Dame, el Pont Neuf, el Gran Palacio y la Plaza de la Concordia. Al desembarcar, dirígete a alguno de tantos  mercados gourmet y compra una buena dotación de queso, vino, paté, pan, macarrones y demás delicias francesas. Regresa al Champ de Mars para hacer un picnic bajo la Torre Eiffel y mirar el atardecer hasta que la gran estructura de hierro se ilumine en colores.

Enamórate del arte
Si no conoces el Louvre debes visitarlo al menos una vez, pero si ya has estado ahí probablemente puedas saltar este paso. El Centro Pompidou suele tener interesantísimas exposiciones de arte contemporáneo; por la zona puedes visitar también el Musée d’Orsay, el Picasso, la Orangerie, el Rodin y un centenar más. Visita el café Le Select o Les Deux Magots, donde alguna vez se sentaron Hemingway, Camus y Picasso. Por la noche, cena en el emblemático Café de la Paix, justo enfrente de la Ópera Garnier.

Visita a los genios del amor
París es famoso también por sus cementerios, con excelentes vistas de la ciudad y con grandes personalidades descansando entre sus jardines. Puedes dirigirte a Père-Lachaise para visitar las tumbas de las grandes leyendas del arte, el amor y el sexo: María Callas, Edith Piaf, Frédéric Chopin, Oscar Wilde, Jim Morrison y, por supuesto, la famosísima estatua de Victor Noir con una bastante tallada erección esculpida en bronce. Cuando termines ve a quitarte el susto con una rica taza de té de Mariage Frères y una crepa rellena de Nutella. Por la noche disfruta de alguno de los bares y antros de la Bastille (te recomendamos el Badaboum).

Sella tu amor en Montmartre
Puedes comenzar con un delicioso pain au chocolate de cualquier panadería que huela rico; será difícil equivocarte. Éste es uno de los barrios más atractivos y con mejor vista de la ciudad. Recorre sus calles escuchando a los músicos que tocan en las calles, las muestras de arte y los emblemáticos edificios de principios de 1900. Entra a alguno de los cafés de la calle Trois Fréres y visita el mural de los Te quieros en más de 300 idiomas del Square de Abbesses. Al terminar el día, estarás justo en el lugar idóneo para visitar el emblemático Moulin Rouge (no olvides reservar tus boletos con anticipación).

Cultiva la amistad

Los mejores anfitriones parisinos se han organizado a través del sitio www.parisiendunjour.fr para ser adoptados por los turistas y llevarlos así a conocer la vida de un local. Estos llamados Paris Greeters te llevarán por barrios, restaurantes, tiendas y atractivos que no están al alcance del turista común. Te enamorarás de vivir como un auténtico parisino en la Capital Del Amor.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo