Crónica: Francisco y su primera vez en Palacio Nacional

Por Fabiola Ayala

Francisco y su primera vez en Palacio Nacional  Llegó a las 9:10 un poco antes de lo programado, con un abrigo que le aminoraba los efectos de los seis a siete grados centígrados que se registraron en la Ciudad de México. Francisco se convirtió en el primer Papa en entrar al Palacio Nacional en México. 

Su santidad, como se le denomina al también jefe del Estado Vaticano,  ingresó a pie al patio del recinto después de bajar papamóvil, donde la sensación de frío crecía entre los pasillos por algunas corrientes de viento. 

El presiente Enrique Peña Nieto y su esposa Angélica Rivera le dieron la bienvenida para después encabezar la ceremonia cívica donde se entonaron los himnos tanto de México como el Vaticano y se hicieron honores a las dos banderas. 

Jorge Mario Bergoglio fue conducido a efectuar un recorrido por el Palacio Nacional y un encuentro privado con el mandatario mexicano, así como los saludos a los presidentes de las mesas directivas de la Cámara de Diputados y de Senadores, Jesús Zambrano y Roberto Gil, respectivamente y acompañados de sus esposas. 

En el patio central, funcionarios públicos, líderes de partidos políticos, intelectuales, empresarios,  integrantes del gabinete y jerarcas católicos, compartían saludos, como el de la procuradora general de la República, Arely Gómez con el arzobispo primado de México, Norberto Rivera Carrera.  

Casi una hora después, ya sin su abrigo, el Papa caminó con el presidente Peña y la señora Rivera hacia el patio central. Francisco que se caracteriza por ser sonriente, se mantenía serio ante los aplausos de los casi mil invitados especiales.

Un niño que bajó de las gradas, frenó su paso y el Papa lo abrazó, después lo llamó para entregarle un rosario. Después se supo que se trataba de Patricio, el hijo de la senadora del PRI, Ivonne Álvarez, quien el año pasado contendió por la gubernatura de Nuevo León, pero fue superada por el independiente Jaime Rodríguez.

Senadora lanza a su hijo para abrazar al Papa

Otra intercepción y ruptura del protocolo corrió a cargo de una monja con vestimenta azul con blanco, quien saludo al pontífice y se hincó para besarle la mano, después besó la del Presidente Peña y la de la primera dama. 

El recinto de actos oficiales resonaba con los aplausos de los asistentes mientras el santo padre caminaba al estrado con paso lento. Una vez en el escenario que compartió con el Presidente, se mantuvo serio, con los ojos cristalinos se movían de un lado a otro y de vez en vez se llevó la mano al pecho, pues las palmas se prolongaron por tres minutos más. Llegaron los discursos. 

El mandatario le hizo saber que las causas del Papa eran las de México, tales como el diálogo por encima de las diferencias y añadió, entre otras cosas que “eran bienvenidas sus palabras y sus bendiciones”. 

Francisco agradeció el recibimiento e hizo notar que el país tiene un rostro joven y ello le da la oportunidad de transformarse, pero también la de reflexionar acerca de que el bien común no tiene “un buen mercado”. 

Dijo que cuando se privilegia el beneficio de unos pocos se crea un terreno fértil para la corrupción, narcotráfico, exclusión, secuestro, tráfico de personas y muerte, entre otros aspectos. 

Llamó a los dirigentes políticos, sociales y culturales a trabajar para que todos  los ciudadanos tengan un mejor desarrollo y que para ello no se necesitan leyes que requieran actualizaciones ni mejoras, sino una urgente formación de responsabilidad personal de cada uno.     

Antes de culminar con esa primera vez en Palacio Nacional, se escucharon gritos aislados de mujeres y hombres: Papa no se vaya sin darnos la bendición. Bendición, bendición… Él estaba despidiéndose de algunos asistentes, pero tal como lo hizo en el aeropuerto, Francisco lanzó la bendición a quienes se pidieron más de una vez.

De esta forma el primer Papa latino también lanzó un saludo, con toque de bendición para algunos, por primera vez en Palacio Nacional flanqueado por el Presidente de la República Mexicana.

RECOMENDAMOS

Angélica Rivera violó el protocolo para recibir al Papa?

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo