Crónica: Las horas no importaron para mirar al Papa

Desde Venezuela y hasta en silla de ruedas, estas son algunas personas que esperaron mirar el paso de Francisco en su primer día en México.

Por Valentina González

A su paso todo se iluminó. En gran medida gracias a los vendedores ambulantes que vendían lámparas de 20 y 30 pesos. Pero, ni la incomodidad, ni las horas de frío importaron para que miles de personas esperaran mirar al Papa Francisco en su primer día de visita a México.

Tan sólo en los 1.5 kilómetros que separa a las avenidas Insurgentes Sur y Mixcoac esperaron seis mil personas, de acuerdo con la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal.

Don Armando Montes de Oca fue una de las personas que esperó cerca de cuatro horas para poder mirar a Francisco, con la esperanza de que le cumpla el milagro de volver a caminar.

Con emoción, Don Armando platica que de joven amaba amenizar las ceremonias religiosas, así como caminar hasta 15 horas desde la iglesia de San Pedro -en la delegación Cuajimalpa- hasta la iglesia de los Remedios en Naucalpan. Ahora vive postrado en una silla de ruedas.

Don Armando, junto con su hija Blanca Montes de Oca llegaron alrededor de las 17:00 horas a Insurgentes y Mixcoac para esperar el paso del Sumo Pontífice rumbo a la Nunciatura, destino al que arribó Francisco poco antes de las 21:00 horas después de salir del hangar presidencial del Aeropuerto de la Ciudad de México y recorrer las vialidades Santos Dumont, Fuerza Aérea Mexicana, Circuito Interior y Río Churubusco.

NO TE PIERDAS

Las rutas del Papa Francisco en México

Día 1 del Papa en la CDMX: ruta, transporte cerrado, alternativas

Día 2 del Papa en la CDMX: ruta, transporte cerrado, alternativas

Día 3 del Papa en la CDMX: ruta, transporte cerrado, alternativas

Cobertura: Visita del papa a México

Agenda: El papa en México

Mira los lugares en los que estará el Papa en 360º

10 curiosidades de la visita del Papa a México

15 frases de Francisco que cambiaron a la Iglesia

Perfil: Quién es Jorge Mario Bergoglio

De otras latitudes

“¡Que viva, que viva el Papa, que viva, que viva el Papa, enviado de Dios!” cantaban religiosas que viajaron desde Querétaro. Al parecer nada bajaba su ánimo, pero justo en el momento en que tomaron unos minutos para descansar las luces comenzaron a encenderse.

Las horas de espera se convirtieron en segundos. El papamóvil cruzó en el lugar donde horas antes los voluntarios repartían agua, los vendedores ofrecían fotos, banderines y tortas.

El padre Samuel Gamboa de la Diócesis de Maturin vino desde Venezuela, al considerar que puede ser el lugar más cercano al que podría viajar. El sacerdote llegó este jueves y planea viajar a Chiapas para asistir a la misa que oficiará ahí Francisco.

 “Vine a pedir por Venezuela, donde hay mucha división por la situación política que estamos viviendo, hay una crisis. Los venezolanos estamos de rodillas ante Dios para que nos ilumine”, señaló Gamboa.

Mañana, el Papa saldrá de la Nunciatura Apostólica hacia el centro de la capital, para visitar Palacio Nacional y la Catedral Metropolitana. Recibirá las llaves de la capital y oficiará una misa en la Catedral Metropolitana. Posteriormente realizará un recorrido de regreso a la Nunciatura para que en punto de las 16:00 horas inicie otro rumbo a la Basílica de Guadalupe.

El domingo 14 de febrero, el Sumo Pontífice oficiará una misa en el municipio de Ecatepec a las 11:30 horas. Después visitará el Hospital Infantil de México “Federico Gómez”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo