Quieren cajeros de bancos y kioscos de Tesorería en mercados públicos

El PRD impulsa un plan para modernizar los canales tradicionales de abasto y repuntar el sector de la Ciudad de México

Por Israel Zamarrón

Ante la falta de competitividad que tienen los mercados públicos de la Ciudad de México frente a las grandes cadenas comerciales, en la Asamblea Legislativa proponen la instalación de cajeros automáticos y de kioscos de la Tesorería para atraer a clientes potenciales y aumentar las ventas.

El plan proviene del grupo parlamentario del Partido de la Revolución Democrática (PRD), que además plantea ampliar el horario de los mercados, ya que las tiendas de autoservicio y supermercados operan las 24 horas, mientras que los centros de abasto tradicionales cierran a las 18:00 horas.

El coordinador de los diputados perredistas, Leonel Luna, señaló que las propuestas resultan de un diagnóstico preliminar elaborado por especialistas del Instituto Tecnológico de Monterrey, institución que elaborará un análisis más detallado para ampliar el panorama de los mercados en la capital.

En la Ciudad de México existen 329 mercados públicos con más de 70 mil locales comerciales; generan 280 mil fuentes de empleo, de las cuales 70 mil son directas y 2010 mil indirectas, y dan abasto al 46% de los hogares de la capital.

No obstante su alcance e importancia, los mercados se encuentran en una situación de desventaja frente a las tiendas de autoservicio y supermercados; tanto en servicios, como en imagen, accesibilidad, disposición, aunado a que los locatarios padecen de rezagos en trámites.

De acuerdo con un diagnóstico elaborado en 2013 por la Secretaría de Desarrollo Económico (Sedeco), el 77% se ubican en colonias o barrios cuya población tiene un Índice Desarrollo Social (IDS) medio y bajo, “lo que tiene implicaciones en términos de las características de sus clientes potenciales y estrategias distintas de modernización”.

El diputado Leonel Luna dijo que “salvo excepciones, la ganancia promedio de un local exitoso es de cinco y 10 mil pesos en mercados que tienen competitividad, pero hay casos dramáticos donde un locatario no percibe más allá de dos mil o tres mil pesos, que ha provocado que muchos locales cierren y que mercados estén en un uso del 10 o 15%”.

La Sedeco menciona que “las transformaciones económicas plantean a los comerciantes la necesidad de integrar en sus modelos de negocio, los servicios, instrumentos y productos financieros a fin de incorporar pagos electrónicos y transferencias” y poder acceder a financiamientos, créditos, capitalizar sus negocios, asegurar sus mercancías e incrementar sus ventas y utilidades.

De esta manera los mercados podrían tener terminales de punto de venta, aceptar pagos con tarjetas bancarias, tarjetas de programas sociales del Gobierno de la Ciudad de México o federales, e incluso vales de despensa.

Sobre este aspecto, Leonel Luna, que también presidente de la Comisión de Gobierno de la Asamblea Legislativa, señaló que cualquier persona puede consultar saldos o hacer pagos electrónicos en cadenas comerciales, “los mercados no tienen estos servicios, por eso la insistencia en que se generen”.

La propuesta, dijo, se trata de una serie de acciones que tienen por objetivo “hacer que los mercados públicos sean mucho más competitivos y sobre todo que no fenezcan, porque tenemos casos emblemáticos de algunos mercados en la Ciudad que prácticamente han ya desaparecido”.

Otra propuesta para regenerar el sector es la condonación del pago de uso y aprovechamiento de locales  en mercados públicos de 2011 a 2014, así como la actualización del Reglamento de Mercados Públicos, que data de 1951 y no ha tenido modificaciones.

Y alertó:  “las tiendas de conveniencia, las grandes cadenas comerciales han ido prácticamente matando al mercado público de la Ciudad, nos parece que requieren de una llamémosle tabla de salvavidas, para poder nuevamente emerger”.

De acuerdo con la Sedeco, los mercados públicos representan el 27% del total de los conjuntos comerciales de la Ciudad, igualando el número en centros y plazas comerciales, pero muy por debajo de “otros conjuntos comerciales”, que representan el 46%.

Este predominio de supermercados es más grave en las delegaciones Miguel Hidalgo, Benito Juárez y Cuauhtémoc, mientras que en demarcaciones del sur de la Ciudad, en la zona de conservación, la tendencia es a a la inversa: Tláhuac, Milpa Alta y Xochimilco.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo