Entrevista: A Paloma Cordero le gusta compartir sus secretos

Por Daniela Pérez

Sabemos que has impartido talleres de teatro musical en otras ciudades, pero es la primera vez que lo harás en tu tierra natal…

—  Eso me tiene muy emocionada, porque siempre es importante regresar al lugar de donde uno viene y compartir con la gente lo que vas aprendiendo. 

 

¿El taller que impartirás en Monterrey será igual al de las otras ciudades, o por ser tu tierra darás un plus?

—  El plus que tengo es que me dieron la oportunidad de tener un pianista en vivo, lo cual es un lujo, porque es el maestro Ulises Valenzuela. Yo quería que fuera regio y que fuera alguien con quien yo ya hubiera trabajado antes. Así que haremos el taller con música en vivo, lo cual nos acercará mucho más a la experiencia del teatro musical profesional. Creo que ese es un gran plus.

 

¿A quién va dirigido este taller? ¿Principiantes o profesionales?

—  Por la experiencia que tengo, creo que de lo que más se aprende es de ver. Muchas veces un profesional ya tiene experiencia, pero las personas que nunca se han parado en un escenario, no tienen vicios ni máscaras para actuar, entonces la gente nueva sorprende muchísimo. Los profesionales también aprendemos de los chavos que van empezando, porque tienen esa frescura para mantener viva la historia que estás contando. Así que yo invitaría a todo el público, tanto principiantes como avanzados nos vamos a nutrir de esto.

 

¿Qué le vas a compartir a la gente, que a te hubiera gustado recibir cuando estabas del lado de los principiantes?

—  Tuve la fortuna de crecer con grandes maestros en Monterrey, que fueron los que me inculcaron el amor por el teatro, y a mí lo que me gusta es compartir la experiencia de la disciplina y de lo que significa realmente tener una vida entregada al teatro, porque muchas veces no te das cuenta hasta que ya estás adentro porque nadie te lo dijo, de los grandes sacrificios, pero también de las satisfacciones.

 

¿Y cuál ha sido tu mayor sacrificio y satisfacción para estar en el punto en el que te encuentras? 

—  El mayor sacrificio fue perderme muchas cosas de la familia, de los amigos, fechas importantes. Nosotros trabajamos para entretener y la gente tiene más tiempo de entretenerse durante las vacaciones, Navidades, Semana Santa, el 10 de mayo. Pero al mismo tiempo, la mayor satisfacción es ir al teatro y ver a tantas familias reunidas por algo que nosotros hacemos posible.

 

¿Has considerado la posibilidad de abrir tu propia escuela de talentos?

—  No, a mí me gusta dedicarme de tiempo completo al teatro sobre el escenario. Otra gran pasión que he descubierto en los últimos años es enseñar, y creo que si tuviera mi propio negocio me restaría tiempo para estar en el escenario y para enseñar, porque tienes que administrar y muchas cosas más.

 

Cuéntanos de tus proyectos presentes y futuros, ¿qué hay en la agenda de trabajo de Paloma Cordero? 

—  Ahorita estoy comprometida hasta agosto con Anita la huerfanita, en el Teatro de los Insurgentes de la Ciudad de México. A partir de septiembre, tengo una invitación del Teatro Helénico para regresar a una nueva temporada de El último teatro del mundo. Esto me tiene muy emocionada porque nunca me imaginé estar en la cartelera del Teatro Helénico, que es un centro cultural de una reputación enorme. 

 

Por último, ¿tienes algún sueño pendiente por cumplir? 

—  En un futuro quisiera hacer una temporada fuera de México, una gira por Latinoamérica me suena mucho en la cabeza, me gustaría mucho que se diera la oportunidad. 

La fecha

días de duración tendrá el taller Musical Theatre Intensive Workshop, que Paloma Cordero impartirá en Monterrey. El costo es de mil 800 pesos y pueden inscribirse o pedir mayores informes a través del correo  electrónico [email protected] o en facebook.com/TheMusicCoMx.


Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo