Dios pedirá cuentas a los esclavistas en nuestros días: Papa Francisco

Por Publimetro

El Papa bendijo a una persona en silla de ruedas antes de subir al templete instalado en el Colegio de Bachilleres, en compañía del obispo de Juárez, José Guadalupe Torres Campos.

Los asistentes al encuentro con el mundo laboral realizaron una “ola mexicana” como acto de bienvenida al pontífice.

Durante su mensaje el Papa habló de la cultura del esclavo y de la corrupción y llamó a combatirlas, a confrontarlas.

“La mejor inversión que se puede realizar es invertir en la gente, en la familia, en las personas… Dios pedirá cuentas a los esclavistas en nuestros días… el flujo del capital no puede determinar el flujo y la vida de las personas”.

“Todos estamos en el mismo barco, todos tenemos que luchar para que el trabajo sea una instancia de humanización”, enfatizó Francisco durante su encuentro con trabajadores en Ciudad Juárez, Chihuahua.

“Quiero invitarlos a soñar en un México donde el papá pueda tener tiempo para jugar con sus hijos, donde la mamá pueda tener tiempo para jugar con sus hijos, eso lo van a lograr confrontando, negociando, perdiendo, para que ganen todos”, convocó Francisco a los mexicanos.

“Los invito a soñar con el México que sus hijos se merecen, un México donde no haya personas de primera, segunda o de cuarta”, finalizó el Papa.

MENSAJE: debemos tomar para romper los círculos de la violencia y de la delincuencia

En su mensaje frente a internos del penal de Ciudad Juárez, el Papa llamó a romper los círculos de la violencia y la delincuencia, además de trabajar para que la sociedad que usa y tira a la gente no siga cobrándose víctimas.

“Ya tenemos varias décadas perdidas penando y creyendo que todo se resuelve aislando, apartando, encarcelando, sacándonos los problemas de encima, creyendo que estas medidas solucionan verdaderamente los problema”, manifestó.

Ante más de 800 hombres y mujeres presos mencionó que el problema de la seguridad no se agota solamente encarcelando.

“El problema de la seguridad no se agota solamente encarcelando, sino que es un llamado a intervenir afrontando las acusas estructurales y culturales de la inseguridad, que afectan a todo el entramado social”, expresó.

El Papa hizo un ligero cambio en el discurso al mencionar que cuando les habla a los presos recordó el mensaje de Jesús “‘quien sea libre de pecado que tire la primera piedra’, y yo me tendría que ir. Cuando entro a una cárcel me pregunto por qué ellos y no yo”.

También pidió perdonar “a la sociedad que no supo ayudarlos y que tantas veces los empujó a los errores”.

Antes expresó que no podía terminar su estancia en México sin saludar a los presos, a quienes también pidió que rezaran por él.

Al salir del penal, el Papa se dirige al Colegio de Bachilleres del Estado de Chihuahua.

EL PAPA ENTRA AL PENAL

El Papa arribó al Centro de Readaptación Social estatal (CeReSo) 3 donde se dirigirá a un grupo de internos y escuchará mensajes. Ahí les obsequió un Cristo elaborado en cristal para que se quede en la capilla del reclusorio.

Los internos del penal estatal de Chihuahua remodelaron las instalaciones, para que el sumo pontífice pueda oficiar la misa frente a 700 reos, entre ellos 500 hombres y 200 mujeres.

Las remodelaciones que se hicieron en el penal estatal de Ciudad Juárez fueron en la capilla, explanada y banquetas.

Los 700 presos actualmente participan en programas de reinserción social con actividades laborales, deportivas y académicas.

LLEGADA A CIUDAD JUÁREZ

Al llegar a Ciudad Juárez, Chihuahua , el papa Francisco fue recibido con temas musicales como “Cielito lindo” y “El Himno a la alegría, mientras recibía el saludo del gobernador del estado César Duarte.

Minutos después se subió al papamóvil, pero al pasar cerca de donde estaban las vallas con los fieles, se bajó a saludar a algunas personas con capacidades especiales. De inmediato se volvió a subir para dirigirse al Centro de Readaptación Social estatal (CeReSo) 3.

Jorge Mario Bergoglio salió hoy en avión desde el aeropuerto de la capital mexicana hacia la norteña Ciudad Juárez, donde en su último día de actividades en el país visitará un penal, tendrá un encuentro con trabajadores y oficiará una misa en la que hablará del drama de la migración.

El avión, un Boeing 737-800 de Aeroméxico, aerolínea nacional y patrocinadora del evento, despegó de la terminal sobre las 08.59 hora local (14.59 GMT) y tiene prevista la llegada a Ciudad Juárez aproximadamente a las 10.00 hora local (17.00 GMT).

Aproximadamente unos 50 minutos antes del despegue, el papa fue despedido de la Nunciatura, donde ha pernoctado desde su llegada al país el 12 de febrero, con varias canciones interpretadas por Carlos Rivera y la banda Mariachi 2000, entre ellas el tema “Las golondrinas”.

Ya fuera de la Nunciatura, centenares de feligreses católicos se reunieron para darle el adiós, entre ellos un grupo de enfermos en silla de ruedas y también muchos niños, que gritaron “¡ papa ! ¡ papa !” para captar la atención de Jorge Mario Bergoglio.

Como ha sido habitual en este viaje, el papa se acercó a la grada a saludar a algunos de los ahí congregados y también se inclinó y besó la mano de un niño.

A las 08.00 hora local (14.00 GMT) Francisco se subió en el papamóvil para realizar su último trayecto por la Ciudad de México en el marco de este viaje que arrancó el pasado viernes y que incluyó actividades en seis ciudades de cinco estados.

A la altura de la avenida Río Churubusco el pontífice se cambió de vehículo y entró en uno cubierto, un Fiat 500L, dedicando unos instantes a saludar a los ahí congregados.

El cambio de vehículo pudo deberse a las frías temperaturas con que amaneció hoy la Ciudad de México, que sobre las 08.00 hora local (14.00 GMT) registraba los ocho grados centígrados.

Una media hora más tarde llegó al hangar presidencial y fue recibido por varios funcionarios, entre ellos la canciller, Claudia Ruiz Massieu, y el alcalde capitalino, Miguel Ángel Mancera.

En el hangar presidencial fue también despedido por un centenar de capitalinos al ritmo de la banda de mariachis de la Secretaría de Marina, que dedicó varios temas compuestos especialmente para el pontífice.

Al pie de la escalinata del avión, el papa estrechó la mano de las autoridades y, tras subir las escaleras, bendijo la aeronave con agua.

Antes de entrar en el avión el papa se giró por una última vez y se despidió con la mano de la Ciudad de México y los fieles presentes en la despedida.

Una vez en Ciudad Juárez, a las 10.30 hora local (17.30 GMT) está prevista su visita a un centro penitenciario y al mediodía tendrá lugar un encuentro con el mundo del trabajo en el Colegio de Bachilleres del estado de Chihuahua.

A las 16.00 hora local (23.00 GMT) Francisco ofrecerá una misa en el área de la feria de la urbe, ubicada frente al Río Bravo que divide a México y Estados Unidos.

Allí se espera que el papa oficie una misa y hable a los pies de una cruz y acompañado de unos viejos zapatos y sandalias que simbolizan el drama de la migración.

En esta misa se han invitado migrantes, padres de hijos de desaparecidos, víctimas de la violencia y grupos vulnerables de Estados Unidos.

Ciudad Juárez fue por años la urbe más violenta de México y ha luchado en años recientes por dejar atrás una historia de sangre y muerte para recuperar su estatus de localidad fronteriza y pujante.

También es uno de los destinos más deseados por miles de migrantes en su ruta hacia Estados Unidos, junto con Tijuana al oeste y Matamoros y Nuevo Laredo al este

También puedes leer

Fieles de Morelia jalan al Papa y lo hacen enojar

Loading...
Revisa el siguiente artículo