Consumo de marihuana y alcohol crece entre menores: alerta colectivo

Desde 2009 se dispararon los casos de jóvenes con problemas por el consumo de la cannabis, aseguran

Por Fabiola Ayala

Integrantes del colectivo “Sin mota somos más”, que agrupa asociaciones, ciudadanos, padres de familia y empresarios, señalaron que en el debate de la legalización de la marihuana hay aspectos que se están dejando de lado como el hecho de que los menores están combinando el consumo de alcohol con la cannabis.

La directora de los Centros de Integración Juvenil, Carmen Fernández Cáceres señaló que en 2015 se registraron dos mil 735 casos de jóvenes que fueron ingresados al Hospital Psiquiátrico Fray Bernardino Álvarez por cuadros de psicosis, debido al consumo de alcohol y marihuana.

“Quiero dejar claro que más allá de que no es la marihuana solamente la que está provocando el daño, lo que tenemos que saber es que los jóvenes la están consumiendo combinada. El estilo de vida de recreación con alcohol ya lo tienen. Los jóvenes están bebiendo desde quinto y sexto de primaria”, dijo.

Añadió desde 2009, de los 100 mil casos que atienden los Centros de Integración Juvenil, 50%, es decir 50 mil, corresponden a jóvenes que ya tienen problemas de adicción sólo a la marihuana.

En conferencia de prensa, el colectivo manifestó que los foros que se están efectuando en la Cámara de Diputados y el Senado, así como los organizados por la Secretaría de Gobernación no están incluyendo del todo la opinión de los padres de familia que se oponen a la legalización de la marihuana.

Gabriel García Colorado, profesor especialista en Bioética reconoció que el consumo de la hierba genera placer, porque permite potenciar la percepción de sonidos, olores, colores o encuentros sexuales, pero el problema es que en los debates no se advierte que al fumarla genera el mismo daño que un cigarro por el simple hecho de que se efectúa una combustión.

El también titular de la Asociación Bioética México abundó que al fumar, ya sea cannabis o tabaco no sólo se afecta el sistema respiratorio, sino que dañan otros órganos.

Consideró que a la par de cualquier tipo de adicción, el nuestro país ya existen “adicciones comportamentales” que permiten que las personas habitúen al consumo no sólo de estupefacientes, sino a la comida u otros productos.

Mientras que Eduardo Hernández, director general de la Clínica del Tabaco insistió en que no todas las sustancias contenidas en la marihuana sirven como alternativa médica y que varias ya están legalizadas.

Los asistentes apuntaron los aspectos del debate de la marihuana en los que sí encuentran coincidencias, entre ellos: que no se debe criminalizar a los consumidores; que debe haber más acciones preventivas sobretodo en menores de edad y que algunos derivados sí generan un beneficio terapéutico.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo