Son 15 iPhones y no sólo uno los que se niega a desbloquear Apple

El gobierno han pedido a un juez en Brooklyn que falle en el caso a pesar de que el acusado por el ataque al San Bernardino y dueño del teléfono ya se declaró culpable

Por AP

Apple está resistiendo los esfuerzos del gobierno para abrir al menos 14 dispositivos en Estados Unidos, además del iPhone que pertenecía al autor del atentado en San Bernardino, California, dijeron abogados de la empresa.

Los abogados dijeron al juez federal James Orenstein en Brooklyn que Apple se opone a ceder información de al menos 15 dispositivos en una decena de casos judiciales en California, Illinois, Massachusetts y Nueva York.

En una carta difundida el 17 de febrero, la empresa con sede en Cupertino, California, describía su lucha frente al gobierno en casos penales después de oponerse primero en octubre a una orden judicial para extraer información del teléfono de un vendedor de drogas en Brooklyn en una corte federal.

Antes de eso —según el gobierno— Apple ayudó a recuperar información en al menos 70 dispositivos desde 2008.

La negativa de Apple comenzó después de que Orenstein invitó a la empresa a apelar el uso de una ley de 1789 (llamada All Writs Act o “Ley Todas las Órdenes”) que permite a los tribunales a emitir todas las órdenes necesarias para apoyar su trabajo legal. El gobierno citó esta ley en el caso de Brooklyn.

Apple dijo que el gobierno está tratando de usar la ley de forma más agresiva en sus intentos para desbloquear el iPhone de uno de los terroristas del atentado en San Bernardino que dejó 14 muertos el 2 de diciembre.

En el caso de California, a Apple se le pidió “realizar un trabajo de ingeniería más pesado e involucrado… para crear y cargar un software de Apple en el iPhone en cuestión para esquivar la seguridad y funciones que impiden las alteraciones del aparato con el fin de permitir al gobierno hackear la contraseña para obtener acceso a los datos protegidos”, de acuerdo con la carta firmada por el abogado de Apple, Marc Zwillinger.

Zwillinger dijo que el caso de California fue prueba de que “el tema mantiene cierta presión” desde que Orenstein presentó cuestionamientos a la aplicación de la Ley Todas las Órdenes.

Apple y el gobierno han pedido a Orenstein que falle en el caso a pesar de que el acusado y dueño del teléfono ya se declaró culpable.

En una audiencia en octubre, Zwillinger dijo que Apple temía que el gobierno “tratara de llevar la ley a una nueva frontera” obligando a la empresa a modificar el software o cambiar sus productos.

“Nos están obligando a convertirnos en un agente de la ley y no nos pueden obligar a hacer eso con nuestros dispositivos viejos o nuevos”.

En una carta enviada el lunes a Orenstein, fiscales federales dijeron que varios jueces en todo el país han encontrado apropiado, bajo la Ley Todas las Órdenes, requerir a Apple —por medio de una orden judicial de registro— apoyar en la extracción de información de sus productos.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo