Tlaquepaque, territorio del Cártel Jalisco y de ajuste de cuentas

Desde marzo de 2014 se investigan presuntos vínculos de la policía de Tlaquepaque con el CJNG

Por La Silla Rota

Fosas clandestinas, enfrentamientos, ajustes de cuentas y ejecuciones de servidores públicos, es lo que se ha vivido en los tres últimos años en el municipio de Tlaquepaque, donde el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) mantiene su hegemonía sin que las autoridades estatales y federales puedan detener su operación.

En marzo de 2014, inició la investigación sobre presuntos vínculos de la policía de Tlaquepaque con el CJNG, hace tres días el gobernador de Jalisco, Aristóteles Sandoval, dejó ver que el asesinato de tres elementos de la corporación municipal podría tener su origen en la infiltración de ese grupo criminal a la estructura de seguridad local.

Tlaquepaque fue el escenario donde en noviembre de 2015 donde fue detenido Iván Cazarín Molina o Hugo Delgado Rentería “El Tanque”, el número dos en la estructura del CJNG que encabeza Nemesio Oseguera Cervantes “El Mencho”.

Este municipio está situado en la zona metropolitana y en la ruta del pacífico a los estados de Zacatecas y Aguascalientes, territorios que disputa el CJNG a Los Caballeros Templarios.

Infiltración de la policía municipal

El 4 de marzo de 2014, se tuvo la primera noticia del posible vínculo de la policía municipal de Tlaquepaque con el CJNG.

Ese día en Zapopan fueron detenidos tres personas en la colonia Prados Vallarta, quienes pretendían consumar un secuestro.

La Fiscalía General del Estado (FGE) informó que entre las personas aseguradas se encontraba un policía en activo de Tlaquepaque, quien confesó la alianza entre la corporación municipal y el CJNG, por lo que se iniciaría una indagatoria. 

Sin embargo, el asunto fue archivado y no hubo avances en la investigación.

El CJNG reclutaba a ex policías de Tlaquepaque, quienes conocían los movimientos de la corporación.

La captura del líder del CJNG, Erick Valencia Salazar “El 85”, y de su lugarteniente, Otoniel Mendoza “Tony Montana”, lo que detonó enfrentamientos, bloqueos de vialidades e incendios de vehículos en la zona conurbada el 9 de marzo de 2012.

Tras los incidentes fueron detenidas 16 personas, entre ellas Juan Antonio Dávila Palacios, un ex policía municipal de Tlaquepaque que declaró que los narcobloqueos fueron ordenados por “El 15” para desquitarse por la captura de “El 85”.

Dávila Palacios afirmó que conoció a “El 15” por un ex compañero de la policía de Tlaquepaque; y que el CJNG le pagaba al ex oficial 4 mil pesos de sueldo quincenal.

Casi dos años después, el 24 de febrero de 2016, en la avenida Revolución esquina con República de Guatemala en la colonia San Pedro fueron ejecutados a balazos tres elementos de la Policía de Tlaquepaque: Francisco Alejo Rodríguez, supervisor de la corporación –el tercero en la línea de mando-; Daniel Río Chávez y Jesús Hernández Centeno, sus escoltas.

El comisario de seguridad de Tlaquepaque, Martín Maldonado Juárez, y el director operativo, Gregorio Martínez, renunciaron al día siguiente, quienes argumentaron “razones de seguridad personal”. La policía municipal se quedó acéfala por unas horas.

La alcaldesa del Tlaquepaque, María Elena Limón, designó a Camilo González Lara como nuevo Comisario de Seguridad. Este servidor público antes fue el titular de la policía de Guadalajara.

PARA LEER LA NOTA COMPLETA IR A LA SILLA ROTA

Loading...
Revisa el siguiente artículo